Siria sorprendió a Argentina al arrebatarle empate en cero en el partido que cerró la primera jornada del Grupo C de la Copa Mundial Sub-17 de la FIFA Corea 2007. El encuentro se jugó este 19 de agosto en el Estadio Polideportivo de la ciudad de Ulsan.

El encuentro se planteó como un duelo entre el toque y la paciencia argentina ante la verticalidad y la fuerza siria. En ese choque de estilos, la Albiceleste fue algo superior gracias a la movilidad de sus jugadores, contando con las mejores situaciones del primer tiempo. Si concluyó 0-0 fue por mérito del arquero Ahman Madnia.

En el complemento se intercambiaron los roles, Siria manejó más el balón y Mohammad Abadi se tornó muy peligroso, estrellando incluso un tiro en el horizontal. Argentina no logró repetir lo de la etapa inicial, y si bien casi lo gana al final, terminó sufriendo ante un rival que dejó una mejor imagen.

En la próxima jornada del Grupo C, a jugarse también en Ulsan el próximo 22 de este mes, Argentina se medirá con Honduras y España lo hará con Siria.