Túnez se aseguró un puesto en la ronda de octavos al batir por 3-1 a Estados Unidos en el Estadio Principal de Changwon el jueves 23 de agosto.

Los jóvenes estadounidenses ejercieron presión desde el principio, pero fueron los tunecinos quienes abrieron la primera brecha. En una contra, Youssef Msakni se escapó a gran velocidad por la banda derecha, y la mano de un rival detuvo su disparo en el área. Nour Hadhria transformó el consiguiente lanzamiento penal en el minuto ocho.

Pese a los esfuerzos de Estados Unidos por regresar al encuentro, su desventaja aumentó al filo del descanso. Hadhria anotó el segundo otra vez desde el punto fatídico luego de ser derribado en la zona izquierda del área.

Billy Schuler pudo acortar distancias en el minuto 67 al controlar un pase en profundidad de Jared Jeffery, pero el guardameta tunecino Atef Dikhili estuvo atento para arrebatarle el balón de los pies. El suplente Abdusalam Ibrahim probó suerte con un misil de largo alcance en el minuto 83, y poco después el extremo izquierdo falló un gol cantado tras quedarse solo ante el portero.

Los norteamericanos reaccionaron en los últimos compases del encuentro. Jeffery convirtió un penal en el minuto 90, pero Túnez zanjó la contienda con el tanto de Rafik Dkhil en el tiempo añadido.