La selección de España se hizo con un pasaje para los octavos de final de la Copa Mundial Sub-17 de la FIFA Nigeria 2009 al derrotar 2-1 a Emiratos Árabes en la ciudad de Kano. El encuentro, disputado el 29 de octubre en el marco del Grupo E, deja a los asiáticos en situación indefinida hasta la tercera y última jornada.

Los europeos se hicieron con el control del partido desde el pitido inicial y no tardaron en generar peligro sobre el arco de Ahmad Shambih. Primero, con una serie de tiros de esquina; luego con combinaciones e intentos individuales. El gol estaba al caer... y llegó por peso propio.

Isco dominó el balón por el centro del ataque, se sacó a dos hombres de encima y entró al área. Sólo un nuevo regate podía hacer más espectacular la maniobra, y eso fue exactamente lo que hizo: eludió a otros dos defensores y envió el balón a la red con un disparo imparable (12', 0-1).

El equipo de Gines Meléndez no bajó el ritmo tras la apertura del marcador y amplió su ventaja minutos más tarde por intermedio de Borja. El atacante del Atlético Madrid, que ya había marcado en el debut ante Estados Unidos, apareció por el centro del área para conectar un buen centro de Isco y serenar aún más a la Furia (19', 0-2). De allí hasta el descanso, fue todo de los españoles que estuvieron más cerca del tercero, que Emiratos Árabes Unidos del descuento.

Cambio de ritmo
El mensaje del entrenador Ali Ebrahim pareció hacer efecto en sus jugadores, quienes salieron decididos a buscar el descuento en el complemento. Sobre todo, luego de que los españoles parecieran un poco relajados luego de que Borja, con un buen remate desde la izquierda, exigiera al portero en una de las primeras jugadas.

No habíamos llegado a los 10 minutos de esa segunda mitad cuando Marwan Al Saffar probó desde lejos a Egar. Emiratos Árabes se hacía presente en campo contrario y conseguiría descontar por intermedio de Mohammad Sebil, quien apareció en soledad para conectar, de volea, un centro preciso de Al Saffar (1-2, 68').

El tanto animó al público nigeriano, se que volcó a favor de los árabes en busca del empate. Los futbolistas sintieron el apoyo y estuvieron cerca de empatar, de no ser porque Edgar volvió a responder con solidez ante un tiro libre de Fahad Salim.

La sensación en los últimos 10 minutos de juego era de que algo más iba a suceder. Y así ocurrió: un tiro libre desde la derecha, parecido a un córner corto, fue ejecutado con maestría por Adria Carmona para sorprender al portero y decretar el resultado final a favor de los españoles (1-3, 88').

El tanto terminó por definir el partido y la clasificación de España para la próxima fase. Las demás confirmaciones llegarán el 1 de noviembre cuando Estados Unidos y Emiratos Árabes se enfrenten en Ijebu-Ode. La Furia, por su parte, oficiará de juez ante Malaui.