Turquía confirmó la clasificación a octavos de final como líder del Grupo D de la Copa Mundial Sub-17 de la FIFA Nigeria 2009 tras igualar este sábado 31 de octubre contra Nueva Zelanda, que con un gol en el tiempo de descuento que metió a los All-Whites enre los mejores 16 equipos del torneo.

Incluso con cuatro jugadores no habituales, Turquía se mostró superior en los primeros 45 minutos disputados en Calabar. Poco les costó a los europeos poner la primera ocasión de peligro sobre la portería rival con un disparo lejano de Engin Bekdemir (5'). Ahmet Sari continuó con el asedio con un buen cabezazo que tuvo buena respuesta en Coey Turipa (10'). Sus movimientos y desmarques eran buenos pero no llegaban a buena conclusión.

Los kiwis respondieron mediante su capitán Gordon Murie, pero Turquía iba a por el pleno de triunfos y logró romper el marcador con un disparo lejano de Bekdemir, que rebotó en un defensa y sorprendió al guardameta (17', 0-1). Pese al gol, los All-Whites mantenían sus aspiraciones a la victoria, o al menos un empate que pudiera clasificarles. Sin embargo, pese a las ocasiones de Josh Morrison (29') no pudieron igualar antes del descanso.

Se obró el milagro
En la segunda mitad, Turquía siguió apretando para cerrar el resultado. Enes Baykan y Bekdemir contaron con dos ocasiones claras de ampliar la diferencia, pero la defensa kiwi y Turipa se mantuvieron firmes. Los neozelandeses no perdieron la fe y esperaron a un milagro, que llegó con un golazo de Jack Hobson-McVeigh a la esquina derecha en tiempo de descuento (90'+1, 1-1).

Con este resultado, Turquía ratifica el liderato del Grupo D, mientras los neozelandeses abrazan una meritoria clasificación como uno de los mejores terceros. Turquía, por su parte, regresa a su base de Enugu para disputar el partido de octavos de final el próximo 4 de noviembre (19:00 hora local).