A pesar de empezar perdiendo, Uruguay derrotó a Congo por 2-1 y se clasificó para disputar los cuartos de final  Copa Mundial Sub-17 de la FIFA México 2011. Su rival será el sorprendente Uzbekistán. El partido se disputó el miércoles 29 de junio en el Estadio Morelos de Morelia.

La Celeste se mostró más ambiciosa en el arranque, al menos desde lo posicional, parando cuatro hombres en campo contrario para cortar rápidamente el comienzo de la jugada rival, y durante un rato le dio resultado. Los Diablos Rojos, en cambio, eligieron cerrar los espacios con dos líneas de cuatro compactas y salir rápido de contragolpe. Y fueron ellos los que generaron la primera situación a los 5’, pero Jonathan Cubero desvió el remate de media distancia de Bel Epako.

Los sudamericanos, en cambio, casi reciben una ayuda divina cuando un mal cabezazo defensivo de Cisse Bassoumba por poco se introduce en su propio arco un minuto después. A los 9’, sin embargo, el mérito se lo llevó Chill Ngakosso, quien se lució para evitar el festejo de Rodrigo Aguirre tras una jugada personal por izquierda.

Por momentos, Uruguay dividió el balón y Congo tomó la iniciativa, siempre a través de Hardy Binguila y Justalain Kounkou, aunque apenas inquietó con más disparos lejanos. Pero bastó que los Charrúas retomaran el control del balón para que provocaran dos situaciones clarísimas, ambas devueltas por el travesaño: la primera, con ayuda de Ngakosso tras un remate de Maximiliano Moreira (29’); la segunda, después de que Aguirre evitara la posición adelantada y quedara mano a mano con el arquero (39’).

Lluvia, goles y emociones
La lluvia se convirtió en el invitado indeseado del segundo tiempo, y esto pareció caerle mejor a Congo, que ya a los 48’ había puesto en apuros a Cubero con un cabezazo de Epako y un remate a rastrón de Binguila. Fue el mismo Binguila, no obstante, quien no fallaría cinco minutos después, al recoger un mal rechazo de Gianni Rodríguez en la puerta del área y anotar con un violento derechazo (53’, 1-0).

Uruguay reaccionó y, con más garra que fútbol, fue en búsqueda del empate aún a riesgo de dejar huecos atrás. Lo encontró luego una buena combinación colectiva que Aguirre, tras recibir por derecha, centró cruzado para la entrada de Moreira por izquierda, quien remató al gol sin oposición (65’, 1-1). Y cerca estuvo la Celeste de volver a marcar dos minutos después, pero el poste izquierdo devolvió el disparo de Elbio Álvarez…

Cada uno a su manera fueron a buscar el triunfo. A pesar de esto, cuando la afición empezaba a pensar en los tiros desde el punto del penal, un tiro libre de Gastón Silva desde la derecha se desvió en Ramaric Etou y descolocó a Ngakosso, transformándose en el segundo tanto celeste (86’, 1-2).

Congó echó el resto y, sobre el final, cerca estuvo de lograr el milagro, pero el cabezazo Ange Sitou salió desviado, provocando el desencanto del público de Morelia. Uruguay, en cambio, celebró con su gente y ya piensa en Uzbekistán, a quien enfrentará en Monterrey el próximo 3 de julio.