Argentina pasó a las semifinales de la Copa Mundial Sub-17 de la FIFA EAU 2013 al vencer 2-1 a Costa de Marfil. Los sudamericanos, que exhibieron un gran orden defensivo y una actuación fantástica de su arquero Augusto Batalla, disputarán de nuevo esta instancia luego de 10 años. El partido se jugó el 2 de noviembre en Sarjah.

En la primera parte, los marfileños fueron levemente a partir de manejar más y mejor el balón, aunque se mostraron incapaces de generar peligro. Argentina se puso en ventaja rápidamente a través de Joaquín Ibáñez, que paró con el pecho un envío en forma de centro y definió de zurda ante la salida del arquero (1-0, 6').

A partir de ahí, Costa de Marfil tuvo dos oportunidades para anotar. Una, en un tiro libre de Aboubakar Keita que el portero Augusto Batalla contuvo bien. Y la otra, tras un desborde de Kouame N Guessan, que pasó el balón a Kouassi Begbin pero éste disparó a las manos del guardavallas.

Los sudamericanos, concentrados y prolijos en defensa, alcanzaron la segunda conquista. Luego de un tiro de esquina, Rodrigo Moreira entró sólo y empujó el esférico en el área chica hacia la red (2-0, 33').

Estrategia para ganar
Los argentinos tomaron nota de lo ocurrido en la mitad inicial y definieron su estrategia. Ordenados atrás, apelaron al contraataque con su peligroso delantero Sebastián Driussi. Los africanos siguieron intentando y dispusieron de algunas ocasiones, como a los 48, cuando Keita lanzó de derecha pero el portero argentino se quedó con la pelota.

A los 60, Emanuel Mammana estuvo cerca al cabecear un esférico que salió cerca del poste izquierdo. Luego, el capitán marfileño Frank Kessie ejecutó un buen tiro libre, pero otra vez Batalla le adivinó la intención.

Chris Bedia, que había ingresado en el complemento, tuvo otra clara al eludir a dos defensores y rematar con pierna izquierda. Batalla, a esta altura figura del partido, despejó el peligro con el pie.

Tanto intentar, los africanos alcanzaron el gol del honor por intermedio de un penal pateado por Kessie, al palo izquierdo del golero argentino (2-1, 78').

El final fue dramático, con los Elefantes inclinando la cancha a su favor y disparando de media distancia. A esta altura, el gran responsable del resultado con grandes tapadas y brindando mucha seguridad. 

En las semifinales, Argentina enfrentará a México, el 5 de noviembre a las 17 en Abu Dabi.