México avanzó a las semifinales de la Copa Mundial Sub-17 de la FIFA EAU 2013 al vencer en la tanda de penales a Brasil por 11-10, luego de que el tiempo reglamentario finalizara igualado 1-1. El partido, disputado el 1 de noviembre en Dubai, fue equilibrado y regaló la definición desde los 12 pasos más larga de la historia de la competición.

El primer tiempo careció de buen juego y sobre todo de ocasiones de peligro en ambas áreas. Tanto fue así que recién a los 36 minutos México llegó con riesgo a la zona defensiva brasileña en una buena aparición de Iván Ochoa, que definió al cuerpo del arquero Marcos.

Instantes después, Indio pudo haber anotado para Brasil, después de ejecutar un tiro libre que dio en el larguero. Y antes de cerrar la primera mitad, Caio remató desde larga distancia y la pelota salió cerca del poste izquierdo.

Goles e histórica definición
En el complemento la tónica fue similar, aunque con un leve predominio de los sudamericanos, que tuvieron una posibilidad de desnivelar el tanteador en una jugada en la que Gabrielse fue contra el arquero pero adelantó mucho el balón.

México mostró temple y llegó a la apertura del marcador. Alejandro Díaz la metió en el área y Ochoa, de taco, mandó la bola dentro del arco (0-1, 80').

Cuando todo parecía definido para el actual campeón del mundo, los brasileños empataron por intermedio de Nathan, quien remató dos veces dentro del espacio defensivo azteca hasta que incrustó el esférico justo al poste derecho del portero (1-1, 85').

Al concluir los 90 minutos, la suerte de ambos equipos debió decidirse por penales. Y la buena puntería hizo que la tanda se convirtiera en la más larga de la historia del certamen, con 24 ejecuciones. El arquero mexicano Raúl Gudiño fue el héroe en el final, al quedarse con los remates de Gabriel y de Mosquito.

México jugará en semifinales el 5 de noviembre a las 17 en Abu Dabi, ante el ganador de Argentina - Costa de Marfil.