Suecia dio una demostración de fútbol compacto y venció por 2-1 a Japón, una de las sensaciones del torneo, y pasó a los cuartos de final de la Copa Mundial Sub-17 de la FIFA EAU 2013. El partido, con muchas emociones y matices, se disputó el 28 de octubre en Sarjah.

Los nipones impusieron su estilo en los primeros minutos, monopolizaron y tocaron de manera veloz el balón. 

A los 7 minutos, Japón tuvo su primera ocasión en un zurdazo cruzado de Koji Miyosh que salió cerca del poste derecho. Pero los suecos fueron quienes se pusieron en ventaja, en un pase largo que Mirza Halvadzic interceptó y sirvió para Valmir Berisha, que sólo tuvo que empujar a las redes (0-1, 11').

A los 15, Kosei Uryu remató desde 20 metros, pero Sixten Mohlin contuvo arrojándose sobre la bola. Y cuando mejor estaban los japoneses, Suecia estiró la ventaja en un contragolpe muy rápido en el que Mirza Halvadzic lanzó un tiro desde afuera del área. El arquero Teimosii Shiraoka no pudo atrapar el balón y Gustav Engvall envió a las mallas (0-2, 36').

Emociones y definición
Japón, con mayor inspiración en ataque, estuvo mejor en el complemento pero eso no fue suficiente contra el muy buen físico y defensa de Suecia.

Los nipones, empero, descontaron en una jugada desafortunada para los europeos. Hiroki Ogawa lanzó por el lado derecho del área y la pelota rebotó en Mohlin y luego en Linus Wahlqvist, quien anotó en contra de su valla (1-2, 56').

Dos minutos después, Taro Sugimoto tuvo su oportunidad desde el borde de la zona defensiva sueca pero su lanzamiento de pierna derecha salió junto al poste superior. Cuando se jugaba el último cuarto de hora, en un disparo de tiro libre desde unos 20 metros, Ogawa hizo emocionar a los japoneses, pero la bola salió por encima del larguero.

Ahora Suecia, debutante en la competición, enfrentará en cuartos de final el 1 de noviembre a las 17:00 (hora local) en Al Ain, al triunfador del duelo entre Honduras y Uzbekistán.