Argentina doblegó 3-1 a Túnez y accedió a los cuartos de final de la Copa Mundial Sub-17 de la FIFA EAU 2013, tras el partido jugado en Dubai el 29 de octubre. Los argentinos exhibieron marcada superioridad y lo definieron con categoría.

Los albicelestes se pusieron rápidamente en ventaja luego de un tiro de esquina desde la izquierda, envío que cabeceó Sebastián Driussi y su compañero Germán Ferreyra definió de volea (1-0, 2').

El primer remate al arco de Túnez se produjo a los 28 minutos, en une ejecución desde unos 20 metros por parte de Hazem Haj Hassem, que salió por encima del larguero. A los 35, Argentina intentó desde una distancia similar a través de Luis Leszczuk, pero el arquero tunecino Sabri Ben Hessen salvó la pelota.

Casi sin llegar al área, los africanos alcanzaron la igualdad. Chiheb Jbeli entró en el área, dio la bola a Nidhal Ben Salem y éste hizo un gran pase a Hazem Haj Hassen, quien anotó con un disparo plano a la esquina izquierda (1-1, 43').

Categoría de favorito
Los argentinos salieron más decididos en el complemento a llevarse la victoria. Y a poco de jugarse, consiguió desnivelar el marcador a su favor, en una buena acción colectiva que culminó con un golazo de taco de Joaquín Ibañez en plena área chica (2-1, 53').

Driussi, de gran actuación y muy peligroso en el ataque argentino, remató fuerte tras un largo saque de arco, pero el golero adversario se lució para sacarla por línea de fondo.

Y de tanto amenazar, Driussi conquistó el tercero, después de sacarse de encima a un defensor y definir de zurda, fuerte y bajo, al poste izquierdo del arquero (3-1, 73').

En cuartos de final, los sudamericanos enfrentarán a Costa de Marfil, el 2 de noviembre a las 17 en Sarjah.