México sacó a relucir su chapa de campeón del mundo, venció 2-0 a Italia y clasificó a los cuartos de final de la Copa Mundial Sub-17 de la FIFA EAU 2013. Los aztecas resolvieron muy bien las oportunidades que tuvieron y sólo sufrieron en la segunda mitad del partido disputado el 28 de octubre en Abu Dabi.

A los 15 minutos, Italia tuvo una buena ocasión en los pies de Federico Dimarco, quien ejecutó un potente tiro libre que el arquero Raúl Gudiño sacó por encima del larguero. Los mexicanos contestaron con una media vuelta de Ulises Jaimes que también salió por arriba del travesaño.

Los italianos siguieron intentando. Alberto Cerri se metió en el área, cruzó un zurdazo mordido que el portero contuvo muy bien. Pero a los pocos minutos, Alejandro Díaz pateó desde unos 25 metros y clavó en el ángulo la pelota, en un verdadero golazo (0-1, 26').

Los europeos pudieron haber empatado ante una mala salida de Gudiño que le dejó la bola a Antonio Romano, quien cabeceó de afuera del área y el esférico pegó en el poste izquierdo. Y antes de terminar la primera mitad, Jaimes apuró de cabeza al arquero Simone Scuffet, que evitó que el balón ingresara en el arco.

Sufrimiento y clasificación
México decayó en intensidad en el complemento e Italia intentó con todo lo que pudo, llegar a la igualdad. A los 57, la Azzurra dispuso de una buena oportunidad por intermedio de Michael Fabbro, quien primero erró al balón y luego cruzó el derechazo que se fue muy cerca del palo derecho.

México también llegó con peligro, en una jugada en la que Marco Granados recibió un centro pero su definición mano a mano con Scuffet fue defectuosa y el portero logró rechazar el balón.

Los italianos llevaron riesgo sobre el final, con un cabezazo de Cerri que se fue apenas por arriba del horizontal y luego con un disparo cruzado de Fabbro que Gudiño sacó de manera providencial con su mano derecha.

Pero los aztecas mostraron por qué son los campeones del mundo y definieron el pleito cuando el partido se moría, con un tanto de Iván Ochoa, que tras un envío en forma de centro, aprovechó que Scuffet había quedado fuera de acción y empujó la pelota sin oposición hacia las mallas (0-2, 90+3').

México enfrentará, en cuartos de final en Dubai, el 1 de noviembre a las 20:00 (hora local), al ganador de Brasil - Rusia.