Honduras logró el primer triunfo de su historia en la Copa Mundial Sub-17 de la FIFA al vencer 2-1 a los dueños de casa, Emiratos Arabes Unidos, en el debut de ambas selecciones en EAU 2013. Los centroamericanos debieron trabajar mucho con un jugador de más para llevarse el encuentro, disputado en Abu Dabi el jueves 17 de octubre.

Los locales comenzaron mejor y en la primera jugada estuvieron a punto de anotar, cuando Mohamed Al Akberi quedó mano a mano con el arquero Cristian Hernández, quien le ahogó el grito de gol ante sus simpatizantes.

Los Catrachos nivelaron las acciones y dispusieron de una ocasión para concretar, en los pies de Alberth Elis, quien eludió con rapidez a dos defensores y remató cerca del poste izquierdo del arquero Mohamed Alshamsi.

En esa ráfaga, los centroamericanos se pusieron en ventaja, luego de una gran jugada de Elis que derivó el esférico a Fredy Medina, quien definió con precisión, por lo bajo, al palo derecho del guardavallas (0-1, 20').

Pero los anfitriones, pese a perder a un jugador por juego brusco, alcanzaron la igualdad tras un error defensivo hondureño que permitió a Khaled Khalfan ingresar al área, eludir al golero y estampar el empate (1-1, 33').

Triunfo histórico
El complemento exhibió mucho nervio y poco juego. Los locales, empujados por su público pero con diez futbolistas, intentaron con más voluntad que fútbol, ante un equipo hondureño al que le costó mucho aprovechar el hombre de más.

Los centroamericanos pudieron desnivelar luego de un tiro de esquina que cabeceó Anoal Hernández, pero la pelota fue despejada en la línea por Sultan Albadrani, cuando el arquero ya estaba vencido.

Y cuando todo indicaba que el encuentro terminaría en empate, después de una serie de rebotes en el área emiratí, Brayan Velasquez ejecutó un fuerte derechazo que se metió junto al palo derecho del portero (1-2, 86').

Honduras enfrentará en el próximo partido a Eslovaquia, el domingo 20 de octubre a las 17, mientras que Emiratos Arabes hará lo propio ante Brasil, en el mismo escenario, pero a las 20.