Eslovaquia venció 2-0 al anfitrión Emiratos Arabes Unidos y quedó a la expectativa para poder pasar a octavos de final como mejor tercero, en el partido por el Grupo A que se jugó el 23 de octubre en Abu Dabi. Los dueños de casa quedaron eliminados e igualaron el récord negativo de Canadá (1987) y Trinidad y Tobago (2001) en la competición, quienes también perdieron sus tres cotejos de primera ronda como organizadores.

El conjunto europeo salió con determinación y a los 5 minutos tuvo una ocasión para anotar. Tomas Vestenicky entró en el área y lanzó un potente disparo que desvió el portero emiratí Mohamed Al Shamsi.

Sólo 60 segundos luego, la oportunidad fue para el dueño de casa, tras un pase limpio de Mohamed Al Akberi para Sultan Al Shamsi, quien disparó en zona defensiva eslovaca y la bola dio en el cuerpo del portero Martin Junas.

Eslovaquia dispuso de otra clara en los pies de Lukas Haraslin, que superó al portero tiró hacia la meta, pero el defensa Ahmad Rashed estaba en el lugar correcto para despejar el esférico antes de que entrara en el arco.

Tanto fue, que Eslovaquia llegó al gol. En un tiro libre, Vestenicky aplicó un cabezazo que se metió en la esquina izquierda, lejos de la resistencia de Al Shamsi (1-0, 36').

Mayor dominio
El complemento exhibió más acciones de peligro para los europeos, ante un Emiratos Arabes que de a poco asumió su eliminación. Pese a ello, a los 54 minutos, pudieron haber anotado por intermedio de Al Akberi, que sacó un tiro de larga distancia que el golero Junas desvió por encima del travesaño.

Eslovaquia marcó cifras definitivas otra vez de la mano de Vestenicky, que cabeceó por encima del arquero Al Shamsi (2-0, 68').
 
Ahora, los eslovacos, que sumaron 4 unidades producto de una victoria, un empate y una derrota, deberán aguardar otros resultados para ver si pueden avanzar a la siguiente fase como mejores terceros. Los dueños de casa, en tanto, se despidieron del certamen.