Brasil volvió a dar una exhibición de fútbol y goles, derrotó 3-0 a Honduras en el último partido del Grupo A y quedó primero de la zona. El resultado del encuentro, que se disputó el Ras Al Khaimah, el 23 de octubre, permitió la clasificación de los Catrachos como segundos de la llave.

La primera parte exhibió un dominio absoluto por parte de los brasileños. Honduras se limitó a defenderse, la mayoría del tiempo con los once jugadores en su campo, tal vez a sabiendas que una derrota por pocos goles los llevaría a la siguiente ronda. Prueba de ello fue la posesión de pelota de Brasil, que fue del 80% contra el 20% Catracho.

Los tricampeones mundiales avisaron a los 5 minutos, con un cabezazo de Lucas, que se estrelló en el larguero. Pero ocho minutos después se produjo la apertura del marcador, con un formidable tiro libre ejecutado por Boschilia, que le pegó de zurda con cara interna para vencer al arquero (0-1, 14').

A segundos de concluir la primera parte, Mosquitole pasó el esférico a Nathan en el ala izquierda y el talentoso número 10 encontró a Boschilia, que entró en el área chica y definió sin problemas (0-2, 45').

Todo a favor
El complemento fue otra muestra de categoría de los brasileños. A los 60 minutos, Mosquito casi anota el suyo, en una entrada por el sector derecho del área con remate incluido, que tapó muy bien el golero.

Brasil estiró la ventaja, tras un preciso y largo pase de Nathan a Caio, que penetró en zona defensiva y lanzó entre las piernas del guardavallas (0-3, 64).

Con el partido liquidado, la intensidad decayó, aunque los chicos de camiseta amarilla tuvieron la última, en los pies de Kenedy, quien se perfiló de derecho fuera del área y sacó un disparo que se fue cerca del poste izquierdo de Cristian Hernández.

Los brasileños jugarán por octavos de final el 28 de octubre a las 20 en Abu Dabi contra el mejor tercero de los grupos C, D o E, al tiempo que Honduras lo hará el mismo día y en el mismo horario en Sarjah, ante el segundo de la zona C.