Italia doblegó 1-0 a Costa de Marfil en su debut en el Grupo B de la Copa Mundial Sub-17 de la FIFA EAU 2013. El conjunto europeo se mostró compacto, ordenado y con disciplina táctica obtuvo la mínima diferencia que le permitió llevarse el encuentro, jugado el 17 de octubre en Ras Al Khaimah.

El encuentro inició con ambos equipos prestándose el balón, midiéndose y sin acercar peligro a sus porterías. Recién a los 22 minutos, el marfileño Chris Bedia irrumpió en el área luego de superar a Elio Capradossi y sacó un fuerte remate que el arquero Simone Scuffet sacó de manera espectacular con su mano derecha.

La primera parte careció de grandes emociones, mostró a Italia con mayor posesión del balón (59% contra 41% de su rival) y no ofreció jugadas de riesgo para destacar. Sólo un acercamiento de Andrea Palazzi, quien disparó luego de obtener un rebote justo fuera del área, pero la bola salió cerca del poste derecho.

Rápido y decisivo
En la primera jugada de la segunda mitad, transcurridos sólo nueve segundos, Italia se puso en ventaja a través de Luca Vido, que tomó un largo y fuerte pelotazo y colocó el esférico en la esquina derecha del arco marfileño (0-1, 46').

Pasados varios minutos sin ocasiones de peligro, Costa de Marfil tuvo una para nivelar el marcador. Aboubakar Keita lanzó un tiro libre directo a la meta, el portero Scuffet rechazó y le dejó servida la bola a Meite Yatou, quien disparó desviado.

Los instantes finales mostraron a un conjunto africano lanzado al ataque buscando la igualdad, pero chocando de manera reiterada ante una ordenada e inteligente defensa italiana que se dedicó a resguardar la ventaja.

En el próximo compromiso, Costa de Marfil enfrentará a Uruguay en Ras Al Khaimah el 20 de octubre a las 17, mientras que los italianos cotejarán ante Nueva Zelanda, en la misma cancha y día pero a las 20.