"Fue un partido durísimo. Nigeria estaba bien posicionado y nosotros actuamos desorganizados. No prestamos atención dos veces y regalamos dos goles. Así son las cosas. Un equipo gana porque el otro comete errores. Es la primera vez que Malí alcanza la final. Si tú crees que puedes ganas, entonces estás triste cuando pierdes. Igualmente, debemos estar orgulloso, no todos alcanzan el segundo lugar. Nuestro objetivo es un equipo absoluto que pueda ganar, por lo que seguiremos trabajando. Todo hace pensar que nuestro programa juvenil consiga otra final en el futuro".
Bayer Ba, seleccionador de Malí.

"Fue un encuentro lindo y entretenido. Creo que la gente lo pasó bien. Sabíamos que Malí es técnicamente muy dura, con buenas individualidades y jugadores veloces. No queríamos cometer errores pero perdimos demasiados balones en el medio campo en el primer tiempo. Pero no voy a quejarme de mis jugadores, son niños. Cambiamos algunas cosas en el segundo tiempo y logramos más consistencia defensiva. Estamos agradecidos. Queríamos darles el sueño de campeón a los muchachos y lo logramos. Trabajamos muy duro para lograr este éxito, y esperamos que continúe. Los jugadores serán a casa ahora, pero su viaje no ha terminado. Personalmente, estoy feliz. Tengo el fútbol en mi sangre, como jugador y como técnico. Eso es lo que deseo transmitirle a mis jugadores".
Emmanuel Amuneke, seleccionador de Nigeria