Honduras se despidió de la Copa Mundial Sub-17 de la FIFA Chile 2015 tras perder ante Mali 3-0, que de este modo se clasificó para los octavos de final del torneo como primera del Grupo D. Los pupilos de José Valladares dijeron adiós tras un pobre bagaje de tres derrotas en otros tantos partidos. El encuentro se disputó el 24 de octubre en el Estadio Nelson Oyarzún Arenas de Chillán.

El equipo hondureño intentó proponer un juego más elaborado y combinativo que el de su rival, pero las imprecisiones y pérdidas de balón les condenaron ante un equipo maliense que, pese a su juego directo, fue mucho más efectivo.

Honduras comenzó con un tiro al poste de Darixon Vuelto (4'), pero en la siguiente jugada Malí hizo el primer gol en un fuerte disparo de Amadou Haidara (1-0, 7'), y a partir de entonces castigó los fallos hondureños. Antes del descanso, los africanos, por medio de Abdoul Dante, ya habían hecho el 2-0 (33').

En la reanudación, los problemas de Honduras para crear ocasiones de peligro se incrementaron y apenas si logró aproximarse a la meta de Mali, que hizo el tercero con otro potente disparo (3-0, 54'). Con la victoria en el bolsillo, y con ella su clasificación para la siguiente ronda, los africanos pudieron incrementar su renta, pero el marcador no se movió más.

Como campeones del Grupo D, los malienses jugarán su partido de octavos de final el 29 de octubre en Talca ante uno de los mejores terceros de grupo.