"Sabíamos que era un partido duro, pero no imposible. Lamentablemente, mis jugadores parecieron no estar focalizado. Los noté tensos, en algunos casos hasta percibí miedo en alguno de ellos. Quedó claro que aquí hace falta fútbol de más alta calidad, no el juego de colegio que mostramos por momentos, y se los dije. Pareció que no confiaban en sus posibilidades, y creo que por eso perdieron".
Hamidou Camara, seleccionador de Guinea.

"Hicimos un buen juego desde el inicio. Creamos situaciones, concretamos el penal y no nos conformamos. El equipo ha ido evolucionado, en partidos anteriores tuvimos la posesión pero no fuimos contundentes. Hoy lo logramos y por eso también nos vamos muy conformes. La expulsión de Lincoln nos obligó a reforzar el medio y disminuir la velocidad de juego, pero aún así tuvimos oportunidades de hacer más goles. Me da lo mismo quien sea el próximo rival, lo importante era avanzar de fase".
Carlos Nascimento, seleccionador de Brasil.