Copa Mundial Sub-17 de la FIFA Corea 2007

06 - 28 octubre

Copa Mundial Sub-17 de la FIFA 2007

Ajiboye lleva a las Águilas a las cumbres más altas

RESUMEN DE LA JORNADA: Penales. Una sola palabra que evoca tantísimos recuerdos de felicidad y también de pesadumbre. Nigeria recordará con alegría la tanda de penales que decidió el resultado de la gran final de la Copa Mundial Sub-17 de la FIFA Corea 2007. Para España, sin embargo, el recuerdo será demasiado doloroso. Según la opinión de muchos, una tanda de penales no es la forma de decidir ningún partido, no digamos ya una gran final de la FIFA. Esta noche, sin embargo, nada ni nadie fue capaz de separar a estos dos equipos.

No fue un partido disputado con miedo a la derrota, sino con ansias de gloria. Ambos contrincantes buscaron desesperadamente la victoria, y sólo la madera y un recital de excelencia entre los palos mantuvieron inamovible el 0-0 en el marcador durante 120 minutos. Ha sido el primer empate sin goles que se ha producido en una gran final de este campeonato y ha dado paso a la cuarta definición desde el punto penal de la historia de las finales de la competición mundial sub-17.

Nigeria, campeona de la primera edición del certamen en 1985, disputaba su quinta final, donde ha conquistado su tercer trofeo. El hecho de que esta noche el codiciado premio haya ido a parar a sus manos se debe en gran parte a la gesta que ha realizado su guardameta Oladele Ajiboye, que atajó los lanzamientos de Iago y Fran Mérida, y otorgó al combinado del seleccionador Yemi Tella un triunfo por 3-0. Mientras que Matthew Edile, Daniel Joshua y Ganiyu Oseni transformaron sus disparos desde el punto fatídico, el suplente español Asier Illarramendi erró el tiro. Ese balón desviado decidió el destinatario del trofeo.

Muchos dirán que Nigeria mereció la victoria, a juzgar por sus actuaciones a lo largo de esta fase final. Ha sido el único equipo que ha contado todos sus partidos por victorias, salvo por el decisivo, aunque igual celebró. Con Macauley Christantus, ganador de la Bota de Oro adidas, como punta de ataque, el juego de los nigerianos ha ofrecido un auténtico festival para los sentidos desde el saque inicial hasta el pitido final de esta competición.

La alegría de la hinchada nigeriana, que constituía buena parte de los 36,125 espectadores congregados en las gradas, alcanzó el paroxismo con este triunfo de su equipo en el Estadio de la Copa Mundial de la FIFA de Seúl. La afición, cuyas atronadoras trompetas no dejaron de bramar desde el silbato inicial hasta el final, ni siquiera durante la ceremonia de entrega de premios, celebró la victoria con tanta pasión como los jugadores. Dentro y fuera del terreno de juego, los nigerianos han aportado vistosidad y colorido a este torneo, un excelente augurio para la próxima edición de la Copa Mundial Sub-17 de la FIFA, que su país organizará dentro de dos años.

*Kroos, el chico de oro, con el Balón de Oro * En el otro partido del día, Alemania quedó en deuda con el flamante Balón de Oro, Toni Kroos, por el empujón que le ha proporcionado hasta el tercer escalón del podio. Es la segunda vez que la selección alemana sube al cuadro de honor de la Copa Mundial Sub-17 de la FIFA, y su mejor clasificación desde que se proclamó subcampeona en 1985, una edición en la que Nigeria también se hizo con el título mundial.

Kroos ha ofrecido una actuación soberbia en la victoria por 2-1 de su equipo contra Ghana: movió los hilos en el mediocampo, marcó un gol, creó otro y nunca erró ni un solo pase. Su libre directo en el minuto 17 fue un gol digno de figurar entre los mejores de cualquier Copa Mundial de la FIFA. En la actualidad, cuando pensamos en grandes lanzadores de tiros libres, acuden inmediatamente a la cabeza los nombres de David Beckham y Roberto Carlos, pero en años venideros Kroos podría quitarles esta supremacía a ambos.

Dicho esto, el joven prodigio del Bayern de Múnich no es sólo un mago en las jugadas de estrategia. Como ha demostrado hoy, se trata de un futbolista capaz de espolear a cualquier equipo y de ganar cualquier partido. Llegó a esta fase final con la etiqueta de "creador de juego". En los últimos minutos del partido de hoy, ha dado la razón a quienes le adjudicaron esa gran habilidad cuando creó para el suplente Alexander Esswein la más clara de todas las ocasiones, después de quebrar la defensa ghanesa con una incursión fulgurante desde el mediocampo.

"Toni es un jugador maravilloso", elogió el seleccionador Heiko Herrlich después del partido. "No me cabe ninguna duda de que se convertirá en un gran jugador con el Bayern de Múnich y con Alemania. Durante este campeonato me ha dejado completamente impresionado. Es un líder sobre el terreno de juego y es un líder fuera de él. De acuerdo: todavía es demasiado joven y le queda mucho que aprender en el fútbol, y por supuesto que pasará por buenos y por malos momentos, pero llegará a lo más alto".

Ese segundo gol que inspiró Kroos se convirtió en el 20º tanto de Alemania en esta fase final, el tercer mejor registro en ha la historia de la competición, sólo superado por los 22 que marcó España en 1997 y los 21 que anotaron URSS en 1987 y Brasil, también en 1997. Ghana, por su parte, ha inscrito su nombre en la historia del certamen al conseguir un gol en su 21º partido consecutivo en una fase final de la Copa Mundial Sub-17 de la FIFA.

Ahora tan sólo nos queda decir adiós a Kroos, Bojan, Chrisantus y compañía, aunque con toda seguridad volveremos a verlos en los escenarios más importantes del fútbol mundial en años venideros. Adiós también al veterano y exitoso seleccionador de España, Juan Santisteban, que abandona ahora su cargo. Y mientras cae el telón de este gran certamen, que se ha convertido en un modelo de los principios de Fair Play de la FIFA, llega el momento de recordar la Oración del Deportista:

Cuando el Gran Anotador te registre en su libro, no anotará si has ganado o perdido, sino cómo jugaste el partido.

Seguramente, los jóvenes que han participado en esta competición habrán aprendido muchas lecciones sobre el deporte rey. Esperemos que también sobre la vida.

Explora este tema