Copa Mundial Sub-17 de la FIFA Emiratos Árabes Unidos 2013

06 - 28 octubre

Copa Mundial Sub-17 de la FIFA 2013

Berisha no se queja de la derrota de Suecia

© Getty Images

Los futbolistas suecos se quedaron sentados en el suelo fuera de los vestuarios del estadio Rashid, con caras largas. Jugueteaban con los teléfonos entre el constante ruido de la fiesta de los hinchas nigerianos, que seguían celebrando su triunfo fuera del recinto. Nadie hablaba, no se oían las habituales bromas y los chascarrillos que acompañaban a sus partidos en EAU. Habían perdido de forma clara ante Nigeria en semifinales.

“Merecen estar en la final”, dice a FIFA.com Valmir Berisha, número 9 sueco y una de las perlas descubiertas en este torneo sub-17. “Hacen un fútbol precioso, y hoy han sido mejores que nosotros”.

Es una opinión generosa viniendo de un derrotado, que ha quedado a un paso de una final mundialista en la primera participación de su país en este certamen. Esbozando una media sonrisa para sobreponerse a la tristeza y a una pizca de enfado, es consciente de que ha ganado el mejor. La reacción del jugador, a quien ya se ha comparado con un compatriota suyo también de raíces extranjeras, Zlatan Ibrahimovic, tanto dentro como fuera del campo, demuestra madurez y generosidad. Y también un enorme respeto por el fútbol.

“Ellos no fallan sus ocasiones”, reconoce Berisha, autor de cuatro goles en EAU hasta ahora, en vísperas del duelo por el tercer puesto del 8 de noviembre, ante Argentina. “Y eso es lo que hace un buen equipo. En una semifinal de un Mundial nunca vas a tener muchas oportunidades. Ellos aprovecharon las suyas, y nosotros no”, añade. El 3-0 definitivo puso de manifiesto el acierto de los nigerianos, que ganaban por un ajustado 1-0 a diez minutos del final.

Los hombres de Roland Larsson habían abordado el partido con la intención de marcar pronto, como en el encuentro de la primera ronda ante esta misma selección nigeriana, que se saldó con un empate a 3-3. Sin embargo, esta vez no salió como esperaban. Los tricampeones impusieron un ritmo ofensivo frenético, espoleados por sus hinchas, que daban gritos de ánimo cada vez que las jóvenes *Súper Águilas *tenían el balón y silbaban maliciosamente cuando lo perdían. Cada uno de los tres goles africanos fue recibido con una estruendosa celebración del público, que superó sobradamente los 9.000 espectadores. Los hinchas no dejaban de saltar en este modesto y venerable estadio, prácticamente oculto en el horizonte de Dubai, una ciudad que se eleva hacia el cielo.

Reconocimiento al buen fútbolBerisha, que hace gala de un gran señorío, a pesar de su personalidad combativa dentro de la cancha, felicitó a todos los jugadores nigerianos cuando sonó el pitido final, poniéndoles la mano por encima del hombro como gesto de reconocimiento. Es capaz de reconocer el buen fútbol cuando lo ve. “Me acerqué a todos ellos, sobre todo a sus delanteros, y les dije: ‘Tenéis que ganar la final, si no ganáis el fútbol no será justo”.

“Su juego es asombroso”, subraya el punta, nacido en Albania, cuya potencia, olfato de gol y capacidad para conservar el balón entre una maraña de rivales le pronostican un gran futuro. Y aunque esa noche la mayor parte de los aficionados presentes en el estadio Rashid vistiesen de verde, Berisha recordará durante mucho tiempo su entusiasmo, el bullicio y el ruido de las trompetas.

Los nigerianos celebraron profusamente la victoria, incluso con cierta ostentación, al terminar el choque, pero el artillero sueco quiso dirigirse hacia las gradas repletas de hinchas africanos y aplaudir su contribución al partido. Fue un gesto tranquilo, de gran dignidad. “Tenía que darles las gracias”, se limita a contestar.

A veces, en el fútbol, se pierde la perspectiva de la grandeza de la persona al fijarse en el siguiente logro o título, en la siguiente meta o la próxima generación dorada. Berisha, como hemos visto por su reacción ante la derrota en semifinales en Dubai, es un muchacho que agradece lo lejos que han llegado él y sus compañeros y lo bueno que puede ser el fútbol.

“Ahora mismo no lloro, porque hemos conseguido hacernos un nombre”, continúa, con un tono que refleja verdadero orgullo en su voz. “El mundo entero ya sabe que la próxima generación de futbolistas suecos puede practicar un buen fútbol, y trataremos de irnos con una medalla como sea”.

A juzgar por la reacción de este potente y talentoso número 9, gran estrella del conjunto escandinavo, al seleccionador sueco no le resultará difícil motivar a sus pupilos para la final de consolación el último día del torneo. “Queremos jugar otro partido”, concluye Berisha, de nuevo con una media sonrisa. Ya está deseando volver a saltar al campo.

Explora este tema

Notas recomendadas

Copa Mundial Sub-17 de la FIFA 2013

EAU 2013: SWE - NGA

05 nov. 2013

Copa Mundial Sub-17 de la FIFA 2013

EAU 2013: HON - SWE

01 nov. 2013

Copa Mundial Sub-17 de la FIFA 2013

EAU 2013: JAP - SWE

28 oct. 2013

Copa Mundial Sub-17 de la FIFA 2013

EAU 2013: SWE- MEX

25 oct. 2013

Copa Mundial Sub-17 de la FIFA 2013

EAU 2013: SWE - NGA

22 oct. 2013

Copa Mundial Sub-17 de la FIFA 2013

EAU 2013: IRQ - SWE

19 oct. 2013

Copa Mundial Sub-17 de la FIFA 2013

Berisha: "Suecia llegará muy lejos"

27 oct. 2013

Copa Mundial Sub-17 de la FIFA 2013

La final soñada

05 nov. 2013

Copa Mundial Sub-17 de la FIFA 2013

Ochoa: "Vamos por la revancha con Nigeria"

05 nov. 2013

Copa Mundial Sub-17 de la FIFA 2013

Oliseh: "El nivel es alto"

05 nov. 2013