Copa Mundial Sub-17 de la FIFA Nigeria 2009

26 Octubre - 17 Noviembre

Copa Mundial Sub-17 de la FIFA 2009

El cambio de los All Whites

© Action Images

Nueva Zelanda se ha propuesto dejar unas cuantas cosas claras sobre el campo en la Copa Mundial Sub-17 de la FIFA Nigeria 2009, pero en algunos sentidos los jóvenes All Whites ya han aclarado algunas. Una mirada a las raíces de muchos de sus seleccionados revela un cambio demográfico en las filas del combinado nacional, un tercio del cual es de origén maorí o polinesio.

La Copa Mundial Sub-17 de la FIFA ha sido relativamente amable con los neozelandeses, que registraron su única victoria en una competición masculina de la FIFA en la edición de 1999 de esta categoría celebrada en su propio país. Hace dos años en Corea, los kiwis se marcharon a casa sin recolectar ningún punto, pero hicieron lo suficiente para indicar que las distancias se están reduciendo a este nivel. Eso mismo es lo que se puso en evidencia el domingo, cuando los oceánicos empataron 1-1 contra Costa Rica en un encuentro vibrante. Allí quedó claro que no se limitarán a hacer bulto en el Grupo D.

Cambio de guardia
Históricamente, ha habido pocos indígenas neozelandeses en la selección nacional. Un raro ejemplo reciente fue Heremaia Harry Ngata, miembro de la escuadra que concurrió a la Copa FIFA Confederaciones 1999. Curiosamente, pese a tal escasez, el futbolista más famoso de Nueva Zelanda, Wynton Rufer, es de ascendencia maorí por parte de madre.

La joven brigada que ha acudido a Nigeria 2009 sugiere que el futuro del fútbol neozelandés mostrará una cara diferente, un hecho que al seleccionador de los jóvenes kiwis, Steve Cain, le resulta muy positivo. Seis miembros de su plantilla tienen orígenes indígenas, entre los que destacan el centrocampista Zane Sole, el guardameta Coey Turipa, y el alero Thomas Spragg, mientras que el delantero Andrew Milne es en parte samoano.

"Hay todo un nuevo mercado por explorar para nosotros, porque la gente maorí y polinesia tiende a jugar a deportes más contundentes, como el rugby y tal vez el baloncesto", comenta Cain. "Probablemente estemos conformando la mejor cantera de todos los programas deportivos del país, y esperamos que atraiga a esos muchachos hacia el fútbol. Aportan fuerza física y habilidad, y mentalmente también tienden a ser muy sólidos. Son deportistas natos. En cuanto un par de jugadores tengan éxito, los demás chavales tendrán un modelo de conducta y alguien a quien emular".

La hora de los jóvenes talentosEl empate contra los* Ticos* deparó el primer punto en la Copa Mundial para Nueva Zelanda desde su triunfo sobre Polonia en su propio territorio en 1999. La actual generación no se conforma con igualar aquella marca y se ha propuesto convertirse en el primer conjunto neozelandés que logra acceder a la ronda eliminatoria de una competición masculina de la FIFA. Si lo logran, no será una hazaña cualquiera para una nación que sólo ha ganado uno de los 27 encuentros disputados en la palestra intercontinental.

No obstante, la historia no pesa demasiado sobre la quinta actual, tal y como se trasluce de los comentarios de Spragg acerca del inminente duelo contra Burkina Faso: "Aprietan arriba y por todo el campo", señala. "Si bien tenemos que tratarlos con respeto, no hay ninguna razón para no encarar el encuentro con la confianza de conseguir los tres puntos".

El guardameta Turipa, que demostró estar en espléndida forma en su actuación contra Costa Rica, está, al igual que sus compañeros, orgulloso tanto de su país como de sus ancestros. "Como maorí, es un honor representar a Nueva Zelanda, y es algo con lo que he soñado desde que era un niño", nos cuenta. "Es una sensación fantástica cuando regreso a Nelson, mi ciudad natal, y montones de jóvenes jugadores saben quién soy y quieren ser como yo".

Spragg coincide con los sentimientos de su portero y también se siente honrado de vestir la camiseta nacional como neozelandés indígena. "Siento que es algo importante representar a mi país como maorí. Espero que más jugadores maoríes se sientan inspirados al vernos jugar. Tengo dos hermanos menores en casa que quieren ser como yo, así que espero que se sientan orgullosos".

Explora este tema

Notas recomendadas

Copa Mundial Sub-17 de la FIFA 2009

Costa Rica - New Zealand, Enugu, 25 October

25 oct. 2009