Campeonato Mundial del Fútbol Femenino Sub-19 de la FIFA 04

Campeonato Mundial del Fútbol Femenino Sub-19 de la FIFA 04

;

Tailandia 2004: se confirma el dominio alemán

FIFA U-19 Women`s World Championship Thailand 2004, Brazil - Russia
© Action Images

Alemania pone fin a 2004 habiendo progresado hasta eclipsar a Estados Unidos como principal potencia del fútbol femenino. Su primer título del Campeonato Mundial de Fútbol Femenino Sub-19 de la FIFA, conquistado en noviembre en Tailandia, junto con su arrollador triunfo en la Copa Mundial del Fútbol Femenino de la FIFA EE UU 2003, han permitido a las dinámicas europeas asentarse en la cúspide del balompié de féminas.

Tailandia 2004, un torneo repleto de sorpresas, juego vistoso y mejoras palpables en la calidad global respecto a la edición inaugural de hace dos años, se perfila como un punto de inflexión en la categoría femenina. Acompaña a FIFA.com en un repaso a un fabuloso mes de buen fútbol en Siam.

*Alemania, casi perfecta *
La selección alemana, que empezó de forma asombrosa su furibunda campaña, goleando 6-0 a unas anfitrionas tailandesas demasiado amables, dejó patente su dominio desde el primer momento. Lideradas por la mortífera puntería de Anja Mittag, segunda máxima goleadora y tercera mejor jugadora del torneo, las europeas se mostraron intratables en ataque, también con un poco de ayuda de las prometedoras Celia Okoyino Da Mbabi y Patricia Hanebeck -el talento de esta última le ha permitido dar ya el salto al combinado absoluto-. El único tropiezo que tuvieron las alemanas se produjo cuando su sensacional guardameta, Tessa Rinkes, se dejó meter tres goles en un partido con remontada incluida que se saldó con 3-3 ante Canadá, finalista en 2002, en su último encuentro de la fase de grupos.

Pero con dos victorias (4-0 sobre Australia y 6-0 contra Tailandia) y un empate (3-3 frente a Canadá) en la liguilla, las alemanas dieron el salto a las fases de eliminatoria. En lo que la seleccionadora Silvia Neid definió como "el partido más reñido del torneo", la contienda de cuartos de final con una valerosa y muy mejorada Nigeria resultó ser más complicada de lo que nadie hubiese previsto. Alemania perdía 0-1 a falta de seis minutos, pero quién sino Mittag para equilibrar el casillero y forzar los penales. Las germanas se impusieron merced a un último y crucial lanzamiento desde los nueve metros de su incomparable delantera y salvadora, accediendo así a las semifinales, en donde doblegaron a la hasta entonces invicta campeona en ejercicio, Estados Unidos, endosándole un 3-1 en el estadio Supachalasai de Bangkok.

*Sorpresa de Shanghai: China se clasifica para la final *
Muchos sospechaban que la final sería una reedición del encuentro decisivo del Torneo Olímpico de Fútbol femenino de Atenas, entre la sólida Estados Unidos y la brillante Brasil. Pero el fútbol tiene estas cosas, y las dos favoritas tuvieron que sufrir la humillación de batirse por el bronce en un deslucido duelo celebrado el 27 de noviembre.

En lugar de ese cartel de renombre con el que se contaba, la final enfrentó a Alemania y a China, la revelación del campeonato. La excelente reputación de que antaño gozaban las asiáticas se había visto borrada de un plumazo, por lo que la pericia táctica y el amplio conocimiento de los puntos débiles y fuertes de su equipo que tiene el nuevo seleccionador, Wang Haiming, podría marcar un resurgimiento de la potencia de Extremo Oriente.

Las organizadas y disciplinadas jóvenes Rosas de Acero no podían competir con la fantasiosa Brasil en cuanto a técnica, y se valieron de sus propias virtudes para abrirse paso hasta la final. Centrándose en el contragolpe y en una férrea defensa, el conjunto rojo fue un hueso duro de roer. Después de terminar por detrás de Brasil en la fase de grupos, las chinas volvieron a encontrarse con las Princesas de la Samba en semifinales, tras sorprender en cuartos a la máxima goleadora del torneo, Brittany Timko, y a una Canadá reducida a diez mujeres. Muchos esperaban que el partido no tuviese color, y eso fue exactamente lo que ocurrió, ya que las fragilidades defensivas de Brasil quedaron en evidencia frente a la asfixiante presión con la que consumieron el tiempo las asiáticas.

Sin embargo, la final ya resultaría un reto demasiado difícil para la valerosa China, que vio cómo el mito de su imbatibilidad defensiva y su racha de 117 minutos sin recibir goles terminaban en sólo cuatro minutos. Lo cierto es que el 2-0 definitivo pudo haber sido mucho peor para las animosas asiáticas.

¡Marta, Marta, Marta!

El motor de Brasil fue una jugadora que compite en Suecia, Marta, candidata a Jugadora Mundial de la FIFA, y su brillo en tierras tailandesas sorprendió a pocos. Sin embargo, lo asombroso fueron el estilo, la elegancia y el dominio global que aportó en su segundo Campeonato Mundial del Fútbol Femenino Sub-19 de la FIFA. Tras despuntar con la selección absoluta en la Copa Mundial del Fútbol Femenino de la FIFA EE UU 2003, la increíble precisión, la sobresaliente técnica y la completa entrega de Marta le valieron ser aclamada por todos en Tailandia. Nadie pudo discutirle el Balón de Oro de adidas a la mejor jugadora del torneo, y estuvo a mucha distancia de las ganadoras de los balones de plata y bronce, la estadounidense Angie Woznuk y la alemana Anja Mittag, respectivamente.

*Sensible progreso respecto a Canadá *
Tailandia 2004 ha supuesto un importante paso adelante desde la edición inaugural del torneo, celebrada en Canadá en verano de 2002. El Grupo de Estudios Técnicos de la FIFA (GET), los entrenadores, los periodistas y las jugadoras han constatado los enormes progresos realizados, que prueban el gran crecimiento que está experimentando actualmente el fútbol femenino. Países cuyo balompié de féminas no solía destacar, como Italia, España y Rusia, hicieron ver su relativa fuerza. En conjunto, el único equipo que estuvo a todas luces lejos del nivel general fue la desdichada Tailandia, que no pudo marcar un solo gol en todo el torneo. La campeona africana, Nigeria, exhibió su valía con una campaña admirable. Y Brasil -durante años la talentosa, pero desorganizada, reina de Sudamérica- volvió a demostrar que se encuentra en una de las fases de mayor progresión que se hayan visto nunca.

Participantes:
Tailandia, Alemania, Australia, Canadá, Nigeria, RP China, Italia, Brasil, República de Corea, Estados Unidos, Rusia, España

Clasificación final:

  1. Alemania

  2. RP China

  3. Estados Unidos

  4. Brasil

Estrellas en alza
Elvira Todua (RUS), Ashlyn Harris (USA), Kun Wang (CHN), Akudo Sabi (NGA), Elena Semenchenko, Supaphon Kaeobaen (THA), Becky Sauerbrunn, Marta (BRA), Ying Zhang (CHN), Simone Laudehr (GER), Patricia Hanebeck (GER), Jang Mi Lee (KOR), Svetlana Tsidikova (RUS), Angie Woznuk (USA), Cristiane (BRA), Brittany Timko (CAN), Verónica Boquete (ESP), Anja Mittag (GER)

Estadios:
Estadio Rajamangala y Estadio Supachalasai (Bangkok), Estadio VII Centenario (Chiang Mai), Estadio Surakul (Phuket)

Número de goles: 92 (media: 3.54 por partido)

Máximas goleadoras:
7 goles: Brittany Timko (CAN)
6 goles: Anja Mittag (GER)
3 goles: Angie Woznuk (USA)

Espectadores:
288,324

Asistencia media:
11,089

*Dato de interés: *
Aluvión de goles alemanes. A lo largo de seis encuentros, Alemania anotó tres tantos por partido (19), recibiendo únicamente cinco en total.

;

Fase de eliminatorias

;

Todas las Copas Mundiales Femeninas Sub-20