"Nuestro vestuario ha sido un mar de lágrimas. El equipo se ha visto invadido por la frustración y la más profunda decepción. Mis jugadoras han hecho un gran trabajo y no se merecían una eliminación así. No obstante, pueden sentirse orgullosas. Éste ha sido el mejor Mundial de una selección neozelandesa femenina. Queríamos hacer historia aquí. Por lo menos, todo esto ha sido una experiencia impagable. Este equipo forma un grupo fantástico y le espera un gran futuro en Alemania 2010 y 2011", John Herdman, seleccionador de Nueva Zelanda.

"Nunca dejamos de creer en nuestras posibilidades, porque sabíamos que teníamos la calidad suficiente para lograr el empate en cualquier momento del partido. Nueva Zelanda nos lo ha puesto increíblemente difícil, ya que se ha defendido fantásticamente. En este momento estamos sencillamente felices de haber obtenido la clasificación. En un logro importantísimo para nosotras. Éste es uno de los mejores equipos que ha tenido el fútbol femenino inglés. Ser capaz de remontar en el minuto 94 te da confianza. A lo largo de la historia ha habido ya muchos equipos que crecieron tanto tras una experiencia así que lograron llegar muy alto", Mo Marley, seleccionadora de Inglaterra.