Las suplentes japonesa mantuvieron el buen hacer de su selección en esta Copa Mundial Femenina Sub-20 de la FIFA Chile 2008 y se impusieron por 3-1 a la RD del Congo en el partido disputado en el estadio Nelson Oyarzún de Chillán este jueves 27 de noviembre.

Con la clasificación ya asegurada el seleccionador nipón Norio Sasaki decidió incluir en el equipo inicial a seis debutantes y a otras dos jugadoras con pocos minutos de rodaje. Y no le fue mal la estrategia porque a los cinco minutos ya mandaban en el marcador.

Aprovechando una mala salida de la portera congoleña Mamie Buazo, también debutante, Mari Kawamura disparó a puerta y en su intento de despeje Nanu Mafuala metió el balón en su propia portería (1-0, 5').

Poco duró la celebración de la japonesas ya que en la réplica, una vistosa volea desde más de 35 metros de Oliva Amani batió por alto a la arquera Erina Yamane, paradójicamente, la jugadora más alta de todas las participantes en Chile 2008 (1-1, 6').

El primer gol de las africanas en esta edición fue rápidamente contestado por un contragolpe de las niponas, en el que Konomi Ataeyama encontró la espalda de la defensa y picó el balón sobre la portera congoleña (2-1,10'). Instantes después se repitió la situación, pero esta vez, la número nueve chutó alto.

Congo volvió a probar con un disparo lejano en una falta ejecutada por Odile Kuyangisa que la arquera nipona despejó de puños y tuvo otra ocasión en un contragolpe que dejó a Ivonne Malembo en un mano a mano con la portera.

Japón fue quien marcó la pauta del partido. La capitana Rumi Utsugi supo distribuir buenos balones desde su posición de centrocampista de cierre y Ataeyama brindó mucho talento a la animada afición local.

A los siete minutos del segundo, tiempo Buazo se lesionó y tuvo que ser sustituida por la tercera portera, Fideline Ngoy. Poly Bonghanya se desgañitaba en la banda pero sus chicas no encontraban la forma de inquietar a la zaga japonesa, a pesar de haber adelantado las líneas. Sobre la hora, Ngoy tuvo ocasión de lucirse al bloquear un disparo de Hikari Nakade.

La capitana firmaría el gol de la tranquilidad al aprovechar un balón muerto, que su compañera Michi Goto, había controlado defectuosamente en el área (3-1, 78'). En los minutos finales, Ngoy salvó una clarísima oportunidad de Yuka Kado.

Japón se enfrentará el 1 de diciembre a la RDP de Corea en cuartos de final en el estadio de La Florida, Santiago.