La selección estadounidense se coronó con honores en la Copa Mundial Femenina Sub-20 de la FIFA Chile 2008, destronando a las campeonas de la última edición, en la gran final disputada en el Estadio Municipal de La Florida (Santiago) el domingo 7 de diciembre. La RDP de Corea no pudo remontar los goles de Sydney Leroux y Alex Morgan en la primera mitad, y tuvieron que bajar al segundo escalón del podio.

Y eso que las norcoreanas saltaron al césped artificial con la firme decisión de revalidar su corona y durante el primer cuarto de hora tuvo contra las cuerdas a Estados Unidos. Choe Un Ju fue la primera en probar los reflejos de la portera Alyssa Naeher con un disparo muy centrado (3'). Luego fue un remate de cabeza de Ri Jong Sim el que puso en aprietos la portería norteamericana, antes de que Ra Un Sim recogiese un mal rechace de Nikki Marshall, y que Lauren Fowlkes llegó a despejar a tiempo.

Y, sin embargo, fueron las norteamericanas quienes golpearon primero. La capitana Keelin Winters recogió un balón mal librado de Ri Un Hyang y envió un gran pase a la mortífera Sydney Leroux que definió con un gran derechazo (0-1, 23') Volvería a probar suerte dos minutos después pero su remate a la media vuelta salió fuera por centímetros. Superada la media hora, Christine Nairn probó los reflejos de la arquera Kim Un Ju que blocó con apuros el balón a media altura.

La favorita del público chileno, Alex Morgan, regaló a sus incondicionales un gol impresionante. Recibió en la banda derecha y en su camino hacia el área se deshizo con clase de tres defensas para culminar su acción con un espléndido remate que se coló sobre la portera norcoreana (0-2, 42').

Leroux a punto estuvo de aumentar su cuenta en el 52', pero su remate tras alcanzar la línea de fondo fue neutralizado por la portera norcoreana. Su homóloga estadounidense demostró su seguridad siete minutos después. Choe Un Ju centró desde la derecha y Ra Un Sim remató en el primer palo pero estrelló su disparo en el cuerpo de la portera. Luego probó suerte Nairn con un disparo lejano que la arquera controló sobre la línea de gol.

Las norcoreanas se volcaron al ataque, era todo o nada, pero la defensa estadounidense se mantuvo firme y sin fisuras, defendiendo atentamente su puerta. En los minutos finales, las asiáticas obtuvieron su consuelo. Un centro de Ri Ye Gyong permitió a Cha Hu Nam anotar su segundo gol del torneo (1-2, 90'+2)