Francia logró una valiosa victoria ante Costa Rica por 0-2, gracias a un doblete de Marina Makanza en el partido de la Copa Mundial Femenina Sub-20 de la FIFA Alemania 2010 disputado en Bochum el 16 de julio. Así, las Bleuettes sumaron 4 puntos en el Grupo A y aumentan sus opciones de clasificación, mientras que las ticas quedaron ya matemáticamente fuera del torneo.

Luego del empate ante Colombia en su debut, el entrenador francés, Jean-Michel Degrange, renovó completamente el equipo. Tan sólo la portera Laetitia Philippe, la capitana Kelly Gadea y la defensora central Caroline La Villa se mantuvieron en el once inicial que arrancó ante Costa Rica.

La buena organización de las ticas puso mucha presión a la Francia en los primeros compases. Raquel Rodríguez fue la jugadora más activa de las centroamericanas y llevó mucho peligro por la derecha, pero falló en la definición.

Por su parte, las europeas dieron su primer aviso tras un centro desde la derecha de Camille Catala que la delantera Paula Crammer cabeceó fuera (10'). Un error de la francesa Adeline Rousseau estuvo a punto de desnivelar el marcador. La defensa falló en un pase que aprovechó la delantera Ana Aguilar para plantarse mano a mano con la portera. Pero, remató por encima del larguero (29’). Luego, Catala estrelló un fortísimo disparo desde unos 20 metros en el larguero, y las costarricenses contuvieron el aliento en el rebote, ligeramente por delante de la línea de gol (44’).

Tras el descanso, las francesas regresaron con fuerzas renovadas y con un juego mucho más ofensivo. Y ya desde el primer minuto asediaron a la arquera Priscilla Tapia, que estuvo muy atenta para contener el remate de Crammer en un mano a mano (46’).

A pesar de la presión, Costa Rica logró acercase a la portería de Philippe que detuvo una incursión de Raquel con una falta en su área. La capitana tica Katherine Alvarado tomó la responsabilidad pero la guardameta enmendó su error deteniendo el penal (57’). El duelo se repitió 4 minutos más tarde, y de nuevo se impuso Philippe al despejar un excelente tiro libre de la costarricense.

Suplente decisiva
El partido ganó en emoción e intensidad pero se puso de manifiesto una máxima futbolística: si perdonas, pierdes. Y eso fue lo que le pasó a Costa Rica. Su verdugo fue Marina Makanza que entró en el campo en el 61 y 6 minutos después recuperó un balón en el centro del campo, se lanzó en una trepidante jugada individual y ejecutó un preciso remate desde el ángulo izquierdo del área (0-1, 67’). La jugadora sentenciaría a la escuadra centroamericana de nuevo desde la izquierda, regateando a Yocxelin Rodríguez, para colar el balón desde muy cerca pero con poco ángulo de disparo (0-2, 82’).

El segundo gol fue un mazazo para Costa Rica que, con cero puntos en su casillero, afrontará su último partido ante Colombia, el martes 20 de julio en Dresde, como una despedida de Alemania 2010. Francia apurará sus opciones ante Alemania ese mismo día en Augsburgo.