Francia y Colombia firmaron las tablas en el partido que completó la primera jornada del Grupo A (1-1), en el estadio de la Copa Mundial Femenina Sub-20 de Bochum el 13 de julio.

En el estreno de Las Cafeteras en un torneo de esta categoría, las cosas empezaron mal para las sudamericanas. Pese a mantener a ralla el empuje galo en los primeros minutos, pronto se vieron por debajo en el marcador con el tanto de Marina Makanza, que se impuso con fuerza y poderío sobre dos defensas colombianas para cruzar la pelota ante la salida de Paula Forero (0-1, 16').

El tanto en contra atenazó a las colombianas, que dejaron el dominio y las ocasiones para unas experimentadas rivales, que intentaron aumentar su ventaja. Rose Lavaud estuvo muy activa por su banda, lo intentó con un disparo lejano y varias internadas, pero el marcador no se movía.

Cambio de actitud
En la segunda mitad, Colombia despertó su ímpetu e intentó salir al ataque para buscar la igualada. Tatiana Ariza y Yorely Rincón pusieron en guardia a Les Bleuettes, que a su vez aprovecharon los huecos de la zaga sudamericana para montar contraataques. La potencia de Makanza fue patente, pero sin éxito.

Colombia apretaba cada vez más en los minutos finales, hasta que consiguió el ansiado empate.  En una jugada personal de Ariza por la banda izquierda, se jugó el tipo ante varias defensas y justo antes de que la guardameta francesa le robase la pelota, metió la puntera para la llegada de Lady Andrade, que sólo tuvo que empujar la pelota a puerta vacía (1-1, 86').

La alegría cambió de banquillo, y las colombianas celebraron su primer punto en una Copa Mundial Femenina Sub-20 como una victoria. Ahora toca mantener el sueño de la clasificación. El próximo 16 de julio se verán las caras con las anfitrionas, mientras Francia buscará el desquite frente a Costa Rica, el mismo día.