Suena extraño, pero… A pesar de su contundente victoria sobre Nueva Zelanda por 4-1, Brasil quedó eliminada en la primera fase de la Copa Mundial Femenina Sub-20 de la FIFA al terminar tercera en el Grupo B. El partido, válido por la última jornada de la zona, se jugó este martes 20 de julio en el Estadio Rudolf-Harbig de la ciudad de Dresde.

Como era de esperarse, por historia y por la necesidad imperiosa de ganar, las chicas brasileñas saltaron al campo de juego decididas a sacar la ventaja lo antes posible. El doble objetivo, claro está, era lograr tanto la tranquilidad propia como meter presión a sus colegas suecas, que enfrentaban a la misma hora a la RDP de Corea y de cuyo resultado dependía también la suerte de las sudamericanas.

A pesar de la dura oposición que pretendieron plantar las ya eliminadas neozelandesas, Brasil acorraló a su rival en el cuarto de hora inicial. En ese lapso contó con dos situaciones claras por intermedio de Camila, quien remató apenas afuera desde la puerta del área mayor a los 5’, y de Cardozo y Alanna, las que no pudieron empujar al gol un rebote a metros de la línea de gol siete minutos después.

Tras sobrevivir intacta al comienzo brasileño, Nueva Zelanda salió de su asedio e inquietó seriamente a Aline, quien respondió acertadamente en dos jugadas distintas para ahogarle el festejo tres veces a Rosie White.

Goles para la estadística
De tanto insistir, Brasil tuvo su premio el promediar la etapa: Ludmila aprovechó un intento fallido de Briony Fisher de cortar un pase de Alanna y definió con categoría ante la salida de la Erin Nayler (0-1, 25’).

Si bien la Canarinha estuvo a punto de anotar el segundo cinco minutos más tarde, cuando Nayler logró contener in-extremis un intento de Camila, se fue al descanso en ventaja por cortesía de un poste, que devolvió el empate rival tras un cabezazo de Fisher.

En el complemento Brasil siguió siendo más y por fin encontró la calma por intermedio de Leah (0-2, 59’). A pesar de las malas noticias que llegaban desde Augsburgo, las pupilas de Marcos Gaspar jamás tiraron la toalla, ampliando el marcador por intermedio de Débora (0-3, 87’).

Tanto el merecido descuento de White (1-3, 89’), como el segundo tanto de Débora (1-4, 90’), sirvieron tan sólo para maquillar la despedida de los dos equipos de la competición.