La joven selección africana consiguió su primer triunfo en una Copa Mundial Femenina Sub-20 de la FIFA tras imponerse a Suiza (2-0) en el cierre del Grupo D disputado el 21 de julio en Bochum, que sin embargo no le fue suficiente para acabar entre los dos primeros clasificados de su zona.

Las Princesas Negras necesitaban golear y esperar un resultado favorable en el duelo entre la República de Corea y EEUU. Las africanas pusieron ímpetu desde el primer minuto con un disparo lejano de Florence Dadson, que intentó sorprender ante la posición adelantada de de la guardameta suiza. Las europeas respondieron pronto por medio de su delantera Ana Crnogorcevic (4’), pero el gol seguía negándose a las helvéticas.

El partido estaba muy igualado hasta la media hora de juego, cuando Ghana logró abrir el marcador a balón parado. Elizabeth Addo se anticipó a la defensa y metió la puntera lo suficiente, tras un saque de falta de Elizabeth Cudjoe, para superar a Pascale Kueffer (1-0, 31’). El encuentro se rompió a favor de las africanas, que buscaron con ansía aumentar su marcador, para mantener sus opciones de clasificación. El segundo llegó poco antes del descanso cuando Elizabeth Cudjoe culminó un pase largo de más de 30 metros de Edem Atovor (2-0, 42’).

El empuje quedó en nada
En la segunda mitad, Ghana trató infructuosamente de ampliar el marcador. Suiza estuvo más acertada en defensa e intentó subir al ataque en busca del gol del honor en el Alemania 2010. Pero la arquera rival Patricia Mantey se lo impidió con sendas atajadas a Samira Susuri y Crnogorcevic (52’). Ghana tuvo ocasión de anotar el tercero con un nuevo disparo de falta de  Florence Dadson, bien salvado por Kueffer (64’).

El corazón pudo más que la cabeza en los instantes finales, pero el marcador no se movió. Ambas selecciones se despiden de Alemania 2010 con el sabor de poder haber hecho algo más. Una buena prueba para una gran generación de jugadoras en Suiza y Ghana, que seguro darán que hablar en el futuro.