"Tenemos un equipo muy bueno. Nuestro objetivo era alcanzar la final. Eso habría sido lo máximo para nosotros. Desafortunadamente, perdimos nuestros dos últimos partidos. Pero en este torneo hemos presentado el fútbol femenino colombiano ante el mundo. Hemos demostrado que podemos plantar cara a las demás selecciones, e incluso al segundo mejor equipo. Antes no nos conocía nadie; ahora nos hemos ganado el respeto universal. En este sentido, me gustaría dar las gracias a todos. La República de Corea merece ser el tercer mejor equipo del mundo. Las surcoreanas se pasan muy bien el balón y físicamente son muy fuertes". Ricardo Rozo, seleccionador de Colombia.

"En este partido, nos hemos adjudicado merecidamente la tercera plaza. En los últimos años, el fútbol femenino ha progresado y mejorado mucho. Eso se ha podido ver en este torneo: el nivel ha sido muy alto. Estoy muy orgulloso de haber ocupado el tercer podio. A todas las selecciones participantes y a todos los entrenadores les habría gustado, naturalmente, llegar a la final; ésa es la meta superlativa. En cualquier caso, hoy ha sido un día importante para el fútbol femenino surcoreano. Era la segunda vez que comparecíamos en una Copa Mundial Femenina Sub-20 de la FIFA. De ahí que este tercer puesto tenga un significado muy especial para nosotros. Estoy muy orgulloso de mi equipo. Que dos de mis futbolistas figuren en la lista de candidatas a la mejor jugadora del torneo demuestra que las coreanas saben jugar al fútbol". Choi In Cheul, seleccionador de República de Corea.