Las vigentes campeonas de la Copa Mundial Femenina Sub-20 de la FIFA defenderán su corona ante Estados Unidos el sábado 8 de septiembre en la gran final de Japón 2012. Con un contundente 0-3 en la primera mitad, Alemania se impuso a las anfitrionas niponas en el partido de semifinales disputado en el estadio nacional de Tokio el martes 4 de septiembre.

La selección de Maren Meinert, que sumó su 11ª victoria consecutiva en el torneo, tuvo un espectacular inicio del partido. De nuevo Dzsenife Marozsan deslumbró con una asistencia fantástica que Melanie Leupolz no desperdició en el área (0-1, 1’). Con las japonesas afectadas por el tempranero gol, Alemania disfrutó moviendo el balón a su antojo y Marozsan amplió la ventaja al aprovechar un rebote (0-2, 13’). Nada podía parecer peor para las japonesas, que no contaban con lo que se produciría casi inmediatamente: Lena Lotzen, con un cabezazo, prácticamente sentenció la contienda antes de que se cumplieran 20 minutos de juego (0-3, 19’).

Tras ser arrolladas por el vendaval alemán, Japón trató de recomponerse, pero el primer remate no llegó hasta el 25’, por medio de Mina Tanaka. Las locales estuvieron más asentadas y mejor organizadas en la segunda mitad, en la que rondaron la puerta germana con más insistencia. Asuka Nishikawa, Hanae Shibata y Ayaka Michigami probaron los reflejos de Laura Benkarth, pero la guardameta alemana logró superar otro partido más con su puerta a cero. Todavía no ha concedido ni un tanto en el todo torneo.

Así, Japón tendrá que conformarse con luchar por el tercer puesto de su competición el sábado ante Nigeria en Tokio.

La frase
"Estoy muy orgullosa de mi equipo y muy feliz de alcanzar la final. Por supuesto que el gol tan temprano nos ayudó. Trabajamos juntas todo el partido. Sabíamos que Japón tiene un gran equipo e intentamos hacerlo lo mejor posible. La atmósfera fue increíble y los hinchas estuvieron animando al equipo durante los 90 minutos. Muchas gracias a los aficionados".
Maren Meinert, seleccionadora de Alemania.