Peter Dedevbo, seleccionador de Nigeria
"Tomé a este equipo cuando estaban en categoría sub-17 en 2010. En las Copas Mundiales sub-17 de 2010 y 2012 perdimos en cuartos de final, pero ahora la maldición se ha roto, porque logramos alcanzar las semifinales con este mismo equipo. No estaba asustado antes del partido, porque sé de nuestra calidad. Y marcar tan pronto es muy bueno para la confianza de mis jugadoras, porque puedes jugar mejor y con más tranquilidad. Estoy muy satisfecho con lo que conseguimos y ahora estamos listos para enfrentarnos a las norcoreanas. Conozco a las jugadoras y a su entrenador, y queremos vencerles".

Aaron McFarland, seleccionador de Nueva Zelanda
"Era un gran desafío y normalmente no jugamos con equipos de la calidad de Nigeria. Sabíamos que ellas eran favoritas y no pudimos igualar el ritmo que le impusieron al partido por su mayor fortaleza física. Al recibir un gol tan temprano, además, perdimos confianza, pero mostramos una mejor actitud en la segunda mitad, cuando ya no había nada que perder. Para nosotros ha sido un logro enorme alcanzar los cuartos de final. Ha sido la primera vez que un equipo neozelandés femenino hacía algo así en un Mundial y esta derrota no empaña el gran trabajo de este equipo".