Maren Meinert, seleccionadora de Alemania.
"Las jugadoras y yo pasamos todo el verano alentando al equipo masculino y su éxito definitivamente nos motivó. No esperábamos necesariamente seguir sus pasos y estar aquí como campeonas del mundo, pero estamos muy orgullosas. Y la calidad de los equipos que vencimos nos ponen especialmente orgullosas. Algo crucial hoy fue que jugamos muy bien defensivamente tanto como ofensivamente y todo el equipo trabajó duro para conseguirlo. Sabíamos que Nigeria era muy fuerte y jugaba a un ritmo muy alto, pero las limitamos a unos pocos remates al arco, así que creo que defendimos bien. Cada una de las chicas pusieron el 100 por ciento y la victoria, en mi opinión, es definitivamente merecida. Mostramos nuevamente que somos físicamente fuertes y eso es responsabilidad de nuestro entrenador físico, pero también lo es nuestra mentalidad: nuestras jugadoras dan todo hasta el ultimísimo minuto. Hoy, nuestra fortaleza física fue un factor (clave) al final del encuentro". 

Peter Dedevbo, seleccionador de Nigeria
"Hay muchos buenos equipos en este torneo que han quedado eliminados antes que nosotros, mientras que Nigeria, que generalmente no es vista como la mejor, hizo todo el camino hasta la final. Hoy tuvimos oportunidades suficientes sólo en el primer tiempo para ganar este partido, pero mientras nosotros no las aprovechamos, Alemania tuvo una posibilidad y la concretó. Es la naturaleza del fútbol. No hablé con las chicas todavía pero les diré que aprendan de esta derrota porque perdieron esta final por indisciplina táctica. Tuvimos una gran oportunidad para ganar la Copa Mundial con las situaciones que tuvimos en el primer tiempo, pero tiramos la posibilidad. Hicimos lo mejor para redimir la imagen de Nigeria".