Segunda cita en Toronto. El domingo 22 de julio de 2007, Austria y Chile volverán a verse las caras en la pugna por la tercera plaza del certamen, pues ya se conocieron en el mismo estadio en el encuentro que disputaron en la fase de grupos.

La cita
Austria - Chile, 22 de julio de 2007, 12:15 (Toronto)

La previa
Para ambos conjuntos, se trata de conseguir el consuelo del bronce después de su derrota en semifinales. Mientras que los chilenos han demostrado ser uno de los más firmes candidatos al título en el transcurso del torneo, para los austriacos llegar a la semifinal ya fue toda una gesta. Ambas escuadras quieren ahora despedirse del certamen con un buen sabor de boca.

Altas y bajas
El seleccionador chileno, José Sulantay, deberá reconstruir algunas demarcaciones en su equipo de cara a este choque. Dagobert Currimilla y Gary Medel faltarán a la cita por culpa de sus tarjetas amarilla y roja respectivamente. Del lado austriaco, el técnico Paul Gludovatz podrá contar con todos sus efectivos salvo Thomas Panny, que ha tenido que marcharse a casa por culpa de una fractura de peroné.

Números que hablan
Las dos formaciones ya se midieron en la ronda de grupos. El encuentro, que se disputó precisamente en Toronto, terminó en 0-0. Una de las principales razones de ese resultado fue la sensacional actuación de los guardametas, que en el caso del portero chileno, Cristopher Toselli, le ha servido para batir el récord de imbatibilidad en la categoría sub-20: permaneció 492 minutos sin conceder ni un solo gol.

Se ha dicho...
"Chile es uno de los mejores equipos de esta Copa Mundial. Una vez más, trataremos de impedir su juego de pases en profundidad. Por eso, nuestro plan es no dejar jugar a los chilenos y tratar de hacer nuestro fútbol. Chile no sólo se ha colocado por encima de Brasil después de este campeonato, sino que además fue la mejor selección del torneo sudamericano", Paul Gludovatz, entrenador de Austria.

"Nuestra mayor motivación es conseguir la tercera plaza. Cuando volamos de Chile para acá, no muchos chilenos nos creían capaces de hacer algo en esta Copa Mundial. Nuestro objetivo era quedar entre los cuatro últimos, y ya lo hicimos. Ahora queremos el tercer puesto", Nicolás Medina, delantero de Chile.