Hugo Tocalli (Entrenador, Argentina): "Estoy emocionado con el resultado. En mis 13 años trabajando en AFA he conseguido cinco campeonatos mundiales. Pero en este estuve solo como entrenador (risas)... esto es para toda Argentina. Los checos mostraron un gran nivel hoy, pero nunca perdí la confianza en nuestra capacidad para dar vuelta el resultado. Fue un partido duro, pero logramos reponernos a tiempo y conseguimos un final feliz. Nunca pensé que perdíamos el control del juego. Trabajamos muy duro e incluso más con esa desventaja. Quiero aprovechar para agradecerle a todo mi equipo técnico, que hizo un gran trabajo".

Miroslav Soukup (Entrenador, República Checa): "No desilusionamos a nuestros hinchas. El partido fue muy entretenido e hicimos un gran papel para una gran final. Los argentinos tienen un gran equipo y jugaron mejor en el segundo tiempo. Quiero agradecer a todos mis jugadores por su esfuerzo, ya que estuvimos muy cerca de coronarnos campeones mundiales. ¿Un balance del torneo? Afrontamos una batalla en cada partido y, al igual que hoy, no le hicimos las cosas fáciles a nadie. Cuando anotamos el primer gol fue una sensación impresionante, pero ellos no perdonan ningún error y nos castigaron en cada falla. Desde nuestra independencia, este ha sido el éxito más importante que le ha pasado a nuestro fútbol. Sabemos que nos han apoyado mucho desde casa.

Sergio Agüero (Delantero, Argentina): "Sabíamos que iba a ser un partido difícil y que se iban a defender, pero nunca nos desesperamos y le dimos una alegría grande a todos los argentinos. Creo que todos los goles que hice fueron lindos, pero me quedo con el de hoy. Ese nos valió gran parte del título".

Emiliano Insúa (Defensor, Argentina): "Salió todo como lo teníamos pensado. Lógicamente, nos dolió encontrarnos en desventaja ante un equipo que había salido a defender con mucha gente. Pero este grupo no se desespera y sabe cuáles son los objetivos. Por eso lo dimos vuelta".

Gabriel Mercado (Defensor, Argentina): "Estamos muy felices por ser campeones del mundo otra vez. Sabemos que Argentina tiene una historia en esta categoría y queríamos hacerla respetar. La clave estuvo en empatar rápido y no perder la confianza. ¿Los checos? Son un rival durísimo, grandes y complicados desde lo físico. Hubo que transpirar mucho, pero por suerte se ganó".