A pesar de jugar sin varios de sus habituales titulares, Brasil derrotó a Australia por 3-1 y se aseguró el primer puesto del Grupo E en la Copa Mundial de la FIFA de la FIFA Egipto 2009. Con la derrota, los australianos se despidieron del torneo. El partido se jugó este sábado 3 de octubre en el estadio de Puerto Said.

Se notó en el comienzo del juego que los brasileños habían saltado al campo de juego con un equipo alternativo, sobre todo en el costado defensivo, pero aún así, mantuvieron preocupados a los defensores australianos con las iniciativas individuales de Maicon y Maylson, uno de los pocos titulares que presentó Rogerio Lourenço.

Sin embargo, Australia pegó primero con un tiro libre de Aaron Mooy que parecía sencillo, pero terminó metiéndose en la vaya defendida por Rafael (16', 1-0). Y casi aumenta el marcador con un pelotazo cruzado de izquierda a derecha que recibió Kofi Danning, pero su disparo pegó en el palo izquierdo y no quiso entrar.

Brasil empezó a parecerse a Brasil a partir de los 20. Ganó en precisión, empezó a ser más punzante y comenzó a merodear el empate. A los 21', Douglas Costa casi anota un gol de antología, luego de esquivar al arquero e intentar una "rabona" (pasar un pie por detrás del otro), pero el balón se perdió pidiendo permiso al lado del poste derecho.

La lección fue aprendida por Ciro. El delantero del Sport Recife recibió por izquierda dentro del área, hizo un par de fintas y con un zurdazo, incrustó la pelota arriba, contra el primer poste del incrédulo Andrew Redmayne (34', 1-1). El resultado ahora se ajustaba más a la realidad, e incluso Brasil casi se va al descanso arriba en el marcador, pero el tiro libre de Paulo Hernique beso el travesaño y salió afuera.

La Seleção siguió afilada en el arranque del complemento, y dos veces Ciro, con dos jugadas muy parecidas a la del primer tanto, desperdició el segundo. Éste llegó finalmente por intermedio de Douglas Costa, que apareció por el medio para puntear al fondo del arco un centro de Maicon (62', 1-2).

Brasil reguló pero jamás dejó de atacar, y decoró su 60ª victoria en la competición un precioso disparo con rosca de Paulo Hernique, que hizo estéril el vuelo de Redmayne (81', 1-3). El balance no podría haber sido más positivo: le dio minutos a sus reservas, ganó y aseguró un prometedor duelo con su clásico rival Uruguay en octavos de final.