"Estoy complacido con el resultado porque se hizo historia: es la primera vez que Trinidad y Tobago consigue un punto en un Mundial Sub-20. Además, el logro adquiere más relevancia si tenemos en cuenta que se consiguió contra un equipo mejor y más experimentado. Pero mis futbolistas jugaron con el corazón y estoy muy orgulloso de ellos. Sólo espero que no los apuren, porque pueden tener un buen rendimiento en la selección mayor en las eliminatorias para el Mundial de Brasil en 2014". Zoran Vranes, entrenador de Trinidad y Tobago.

"Sabíamos que eran ordenados tácticamente y que iba a ser un partido duro, sobre todo por su potencia física. Estuvimos a la altura del desafío pero, lamentablemente, volvimos a fallar el último pase y seguimos sin ser contundentes. La idea era salir primeros en la zona y no lo logramos, pero el balance es positivo: cumplimos con nuestro primer objetivo, que era pasar de fase, logramos descansar a algunos jugadores y evitar que otros sean sancionados. Ahora no importa quien venga, en este nivel todos los rivales son parejos". Adrián Coria, entrenador de Paraguay.