"A pesar de la eliminación, estoy muy orgulloso de mi equipo, un equipo que ha sido superior a Brasil, un equipo que mereció pasar a semifinales, pero un equipo que ha pagado su mala suerte y sus errores. Por desgracia, los penales son una lotería, y no es necesariamente el mejor quien gana. La mayoría de mis jugadores están llorando en el vestuario, pero yo quiero que estén orgullosos de lo que han hecho; han jugado a tope, y eso seguro que les sirve en el futuro. En teoría teníamos un partido difícil contra el favorito del torneo, pero logramos dominar a Brasil. Y créanme, tener más posesión de pelota que Brasil con jugadores que tenían en las piernas el cansancio del partido contra la República de Corea, es una señal de la calidad del encuentro que hemos hecho".  Julen Lopetegui, seleccionador de España.

"Como estaba previsto, tuvimos un partido muy difícil. Esta selección de España es excelente, pero nosotros ganamos porque estábamos a punto técnica y tácticamente, y físicamente estábamos bien preparados. España sin duda ha jugado mejor, pero mis jugadores se han batido y han sabido responder tácticamente a su juego. Aunque al principio España fue superior, nosotros supimos responder y fabricarnos ocasiones. En la primera parte, incluso podríamos haber sacado una ventaja de 2-0, pero luego, después de que nos empataron, hemos equilibrado el juego. En los lanzamientos de penal contamos con tiradores excelentes y un guardameta muy bueno; es todo lo que hace falta para ganar una tanda de penales. Este equipo tiene mucha calidad, y un sentido táctico ya muy desarrollado. Por ejemplo, hoy ha sabido adaptarse a España, y sabrá cambiar de cara contra México". Ney Franco, seleccionador de Brasil.