La selección de Nigeria se impuso 1-0 a su similar de Inglaterra y aseguró su participación en los cuartos de final de la Copa Mundial Sub-20 de la FIFA. El encuentro, disputado el 10 de agosto en Armenia, se definió con un tanto de Edafe Egbedi en el segundo tiempo.

Los africanos llegaron al encuentro como claros favoritos, tras imponerse en sus tres duelos previos con 12 goles a favor y apenas 2 en contra. Los británicos, por su parte, aún no habían convertido ni un solo tanto en la fase de grupos.

El partido fue reñido en la primera mitad, aunque careció de situaciones de peligro. Inglaterra parecía estar mejor parada en el campo, aunque la temprana lesión de Reece Wabara llevó a que disminuyera el ritmo. Los nigerianos contaron con el apoyo del público y lograron meterse de lleno en el juego para los últimos 15 minutos de esa primera mitad.

¿Jugadas de riesgo? Apenas un remate de Matthew Phillips que se perdió apenas alto y otro de Olarenwaju Kayode, que no pudo aprovechar un quedo en la defensa británica.

Castigo al error
El complemento empezó con toda la energía que le había faltado al primer tiempo, por lo que ambas porterías comenzaron a temblar. Ahmed Musa advirtió en una buena maniobra colectiva y Phillips, con un tremendo remate, forzó al lucimiento individual de Dami Paul.

Ante semejante paridad, el juego parecía encaminado a definirse por algún error defensivo. Ya sí fue: la última línea británica intentó salir jugando y perdió el balón en una zona comprometida. La jugada derivó en un desborde de Kayode quien, con zurda, centró para el toque preciso de Egbedi en el área menor (1-0, 52’). El primer tanto que recibía Jack Butland en el torneo significaría, curiosamente, la eliminación de los suyos.

El gol quebró el juego y llevó a que los aficionados se deleiten con un ritmo vibrante: Billy Knott estrelló el balón en el travesaño tras un centro de Callum McManaman y Phillips, con el arco a su favor, disparó por arriba del travesaño. Los nigerianos también tuvieron lo suyo para ampliar la ventaja, pero Butland demostró su valía ante respectivos intentos de Uche Nwofor y Ramon Azeez.

No hubo tiempo para más. Los africanos celebraron una victoria tan ajustada como importante, que les confirma un lugar en los cuartos de final el próximo 14 de agosto en la ciudad de Cali. Inglaterra, en cambio, vuelve a casa sin haber convertido un solo tanto en el certamen.