En un entretenido partido, Uruguay y Nueva Zelanda empataron 1-1 y mantienen intactas sus posibilidades de avanzar a los octavos de final de la Copa Mundial Sub-20 de la FIFA Colombia 2011. El encuentro, válido por el Grupo B, se disputó el martes 2 de agosto en el Estadio Pascual Guerrero de la ciudad de Cali.

La Celeste fue, desde el comienzo, quien llevó las riendas del desarrollo. De hecho, tardó apenas 15 segundos en generar la primera situación de peligro, un remate de Matías Vecino que el arquero neozelandés Stefan Marinovic, a la postre la gran figura de la tarde, resolvió con pericia.

Con la pelota al ras del piso y el pase como sus principales armas para escalar en el campo de juego, los sudamericanos monopolizaron el dominio del balón, pero carecieron de precisión en los metros finales. Entonces, comenzaron a probar suerte desde media distancia, como aquella media volea de Pablo Cepelini a los 10’ que Marinovic desvió justo a tiempo.

Luna, quien se había perdido el primer partido por suspensión, volvió a merodear el gol a los 22’, tras un despeje fallido de Nick Branch, y a los 32’, pero en ninguna de las dos no pudo resolver con justeza.

Debieron pasar 36 minutos para contabilizar el primer intento franco de Nueva Zelanda, un tiro libre de Marco Rojas que Salvador Ichazo contuvo sin problemas. Sin embargo, Uruguay respondió rápidamente con una doble situación clarísima a los 38’: luego de que un envío de Vecino diera en el poste, César Teixeira tomó el rebote y cedió el balón a Cepellini, quien libre de marca disparó a portería imaginando el gol, sin contar con otra brillante intervención de Marinovic.

Llegan los goles
Nueva Zelanda se mostró más decidida en el arranque del complemento, a punto tal que en el minuto 9’ contó con dos oportunidades netas por intermedio de Andrew Bevin y Dakota Lucas. Bevin, sin embargo, no volvería a fallar 180 segundos más tarde, al anotar de cabeza la apertura del marcador luego de una buena jugada colectiva (0-1, 12’).

Uruguay asimiló rápidamente la desventaja y, a pesar de mostrar algo de desorden, se le fue encima a los Kiwis, lo que hizo el partido de ida y vuelta. Marinovic volvió a lucirse ante sendos cabezazos de Ángel Cayetano y Teixeira, aunque Ichazo también aportó lo suyo al ahogarle el festejo a Lucas.

El nerviosismo empezó a ganar a los jugadores sudamericanos al ver que Marinovic seguía imbatible, luego de que el 1 frustrara a Carlos Mayada y Cayetano. No obstante, nada pudo hacer el neozelandés ante el elegante remate de Luna, el único de los 12 disparos uruguayos a portería que el arquero kiwi no pudo detener (1-1, 29’).

Está claro que de no haber sido por Marinovic, otro hubiera sido el resultado, y de ello pudieron dar fe dos veces más Vecino y Luna, la última en el minuto 90. Por la jornada decisiva de la zona, a disputarse el viernes 5 de agosto, Nueva Zelanda enfrentará a Portugal en Cali y Uruguay se medirá con Camerún en Bogotá.