México se impuso por 1-4 a Malí en la última jornada del Grupo D, en un partido disputado en el estadio Kamil Ocak de Gaziante. Este primer triunfo de los aztecas les permitió la clasificación a octavos de la Copa Mundial Sub-20 de la FIFA Turquía 2013 como uno de los mejores terceros.

México comenzó dominando desde el inicio y tomó la delantera tras un error del arquero africano, que entregó el balón a Marco Bueno, que, desde cerca de la frontal del área, marcó a portería vacía (0-1, 2').

Con el marcador a favor, los aztecas desplegaron su fútbol combinativo y alegre y, después de una gran opción de Jesús Corona abortada por el arquero (8'), el propio Corona hizo el segundo de cabeza tras una falta botada por Raúl López (0-2, 13'). Mali apenas tuvo ocasiones reseñables en esta primera mitad dominada claramente por el mini-Tri, y con un Jesús Corona muy destacado.

Partido de ida y vuelta
La segunda parte no tuvo un único dominador. Primero fueron los malienses los que llegaban con más peligro, y recortaron diferencias con un disparo desde fuera del área de Samba Diallo (1-2, 62'). México sufría y sus oponentes estuvieron a punto de igualar el marcador.

Sin embargo, cuando mejor estaba Mali, el mini-Tri hizo el tercero en mano a mano de Jesús Escoboza con el arquero rival (1-3, 69'). Y ese tanto desmoralizó al conjunto africano. México fue el dueño del partido desde ese momento, y desperdició muchas ocasiones para hacer el cuarto hasta que Uvaldo Luna anotó en un rápido contragolpe (1-4, 86').

Tras este resultado, Mali queda eliminado, mientras que México, gracias a la goleada, consiguió el billete a octavos y jugará ante España en Estambul el 2 de julio.