Senegal venció a Uzbekistán por 1-0 y avanzó a semifinales de la Copa Mundial Sub-20 de la FIFA Nueva Zelanda 2015, logro que consigue por primera vez en el certamen. El encuentro se jugó el 14 de junio en el Wellington Regional Stadium, de Wellington.

La diferencia para Los Leoncitos de Teranga llegó cuando se jugaba la parte final del encuentro gracias a Mamadou Thiam, que convirtió su segundo tanto en el torneo.

Los dos mostraron sobre el campo de la ventosa Wellington las virtudes que los llevaron hasta cuartos de final: los asiáticos se hicieron fuertes en defensa y salieron rápido de contragolpe con pelotas largas, mientras que los africanos jugaron a su ritmo y con el arco de enfrente metido entre ceja y ceja. En ese ajedrez, la victoria senegalesa no se puede discutir.

Las mejores opciones estuvieron del lado de los chicos de Joseph Koto, principalmente en el segundo tiempo, cuando la pelota ingresó más al área que en el primero. Los 45 minutos iniciales escamotearon situaciones aunque dejaron una acrobática volea Remi Nassalan que fue derecho a las manos del arquero uzbeko.

Cuatro contra tres
El capitán Roger Gomis y Nassalan estuvieron a punto de abrir el marcador en el segundo período con dos ocasiones muy claras, pero Dilsho Khamraev en la primera y la falta de precisión del delantero en la segunda dejaron el cero en el marcador.

Hasta que llegó un ataque de cuatro contra tres de los senegaleses comandado por Nassalan, que recortó de la izquierda al centro para entrar al área y encontrar en el centro a Thiam, que no falló (0-1, 77’).

Senegal jugará las semifinales el 17 de junio en Christchurch ante Brasil.