Ravshan Khaydarov, seleccionador de Uzbekistán:
“No queríamos perder, lógicamente. Ha sido un partido muy complicado y muy intenso para los dos equipos, que tuvieron muchas ocasiones de marcar, aunque cometimos un error y recibimos un gol. No es una buena sensación. Antes de ese gol mis jugadores lo estaban haciendo muy bien, pero luego tuvimos que cambiar la táctica, había que reaccionar. Para nosotros ha sido un gran torneo y, en última instancia, ser uno de los ocho mejores del Mundial es un gran resultado”.

Joseph Koto, seleccionador de Senegal:
“Hemos rezado mucho desde que empezó este torneo, sobre todo en los últimos días. Antes de nada, quiero felicitar a mis jugadores, porque hoy han hecho un partido verdaderamente heroico. Ha sido un partido muy duro, como yo esperaba, y lucharon muy bien. Estamos contentísimos. Puedo decirles que ahora mismo Dakar no duerme. Al principio todos esperaban que nos vapuleasen, 5-0, 6-0, 7-0 en todos los partidos que jugábamos, pero el equipo ha ido progresando en cada fase, y ahora todo el mundo sigue los partidos”.