Rogerio Micale, seleccionador de Brasil:
“Sabíamos que iba a ser tan duro como se hizo. Sufrimos un poco por haber jugado un tiempo suplementario contra Uruguay, estábamos cansados. Todo el mundo vio lo que pasó  pero al final pudimos festejar en los penales. Portugal tuvo más ocasiones que nosotros y merecieron ganar hoy, fueron mejores que nosotros, pero nosotros también tuvimos nuestra estrategia y no creo que se pueda decir que fue injusto que pasáramos. Hemos demostrado que con poco tiempo de trabajo pudimos meternos entre los cuatro mejores y eso demuestra la calidad del futbolista brasileño”.

Hélio Sousa, seleccionador de Portugal:
“No fuimos capaces de concretar todo lo que hicimos en el juego. Fue una demostración de identidad enorme, fuimos superiores en todos los aspectos del juego pero no supimos hacer los goles. Es una pena haber perdido en los penales pero fue una experiencia enorme para estos jugadores, que merecían seguir jugando y demostrando su capacidad individual y colectiva. Es un momento duro pero esto los va a ayudar a ser más fuertes mañana y darnos más calidad al fútbol portugués”.