Fanyeri Diarra, seleccionador de Malí:
"Dijimos que queríamos ofrecer un gran partido a Christchurch y así ha sido. Alemania es una gran potencia a este nivel y éramos conscientes de que no partíamos como favoritos, pero plantamos cara hasta el final. Antes del certamen no estaba convencido de que nuestro equipo estuviese preparado, sin embargo, hemos adquirido confianza y seguridad en nosotros mismos. Hemos ido paso a paso, cosechando buenos resultados. En estos torneos siempre hay sorpresas y nosotros somos una de ellas. Estamos listos para afrontar lo que venga a continuación".

Frank Wormuth, seleccionador de Alemania:
"Este es el motivo por el que me encanta el fútbol, emoción hasta el último segundo. Podemos mantener la cabeza bien alta y me siento muy orgulloso de mi equipo, que ha jugado muy bien en esta competición. Hoy nuestro rival fue tan bueno como nosotros, ya sabíamos que Malí estaba al mismo nivel antes del choque. En el minuto 55 de la segunda parte tuvimos la ocasión de ganar en un penal, pero fallamos. Para nosotros es una gran decepción, no obstante, no perdimos a causa del rival, perdimos a causa de un penal, y eso a veces es cuestión de suerte. Felicitaciones a Malí por una excelente victoria".