Veljko Paunovic, seleccionador de Serbia:
"Tenía total certeza de que íbamos a empatar. Este equipo ha anotado muchos goles en los últimos minutos porque siempre se entregan hasta el final, tenemos 21 leones que juegan al fútbol con el corazón y, con mayúsculas, lo dan todo en la cancha. Siempre confiamos, siempre creímos. Cuando empatamos dije: 'Esto está ganado'. A los chicos les pedí que esperáramos nuestra oportunidad, que iba a llegar. Finalmente llegó y lo hemos convertido. Y seguimos vivos".

Bernd Storck, seleccionador de Hungría:

"Estoy muy orgulloso de mi equipo. Jugaron muy bien hoy y en general fue un torneo fantástico. Desafortunadamente perdimos en tiempos extras, pero la actuación fue muy buena. El equipo mostró un nivel muy alto; nuestro país y nuestra Federación pueden estar muy orgullosos de nuestro representativo. Todos dejaron todo en la cancha, pero al final la suerte, que también cuenta, no estuvo de nuestro lado".