Hélio Sousa, seleccionador de Portugal:
"Sabíamos que iba a ser un partido difícil, que el fútbol de Nueva Zelanda podía complicarnos, sobretodo en la disputa de la primera y la segunda pelota cerca de nuestra área. Hubo momentos en los que no estuvimos tan fuertes ganando esas jugadas. El campo estaba mojado y un error nos podía traer problemas pero al final, ellos patearon solamente dos veces al arco y convirtieron una. Hubo una atmósfera muy buena en el partido. Hay momentos en los que un equipo debe sufrir y saber convivir con eso. Y hoy lo logramos. Volvimos al partido después del gol de ellos y creamos más opciones. No estuvimos tan eficientes y debemos serlo".

Darren Bazeley, seleccionador de Nueva Zelanda:
"Es decepcionante para nosotros. Batallamos realmente duro y tuvimos buena posesión por momentos. Fue un buen partido, estuvimos 1-0 abajo pero los chicos se mantuvieron en el partido y en el segundo tiempo salimos, convertimos nuestro gol y tuvimos un lapso de 10 minutos, 15 minutos en los que tuvimos energía y la afición estuvo realmente detrás nuestro. Pensé que estábamos bien para el tiempo suplementario y atacar allí, pero ellos al final convirtieron un muy buen gol".