Jorge Jiménez, seleccionador de Honduras:
"En el fútbol hay días como este, y hoy no ha sido un buen día para nosotros. Cometimos dos errores, ahí estuvo la diferencia. Esperábamos que Fiyi jugase de otro modo, y tras los dos primeros goles nos pusimos nerviosos. Al final, Fiyi mereció la victoria y nos ha ganado con justicia. El siguiente partido contra Alemania será crucial y estamos obligados a rendir al máximo. Fiyi ya ha dado la sorpresa: ahora nos toca a nosotros hacer lo propio".

Frank Farina, seleccionador de Fiyi:
"Teníamos previsto presionar desde el primer momento, y eso es exactamente lo que hicimos. De ese modo pudimos buscar oportunidades arriba y cortamos el juego de nuestros adversarios. Nuestra defensa tiene fama de solvente, y hemos demostrado que también somos peligrosos ante la portería contraria. Mis chicos han comprendido que pueden competir a este nivel y que merecen estar aquí. Ahora ocupamos una posición envidiable y no renunciamos a nada. No tenemos nada que perder. Lo vamos a dar todo para pasar de ronda, porque con cada partido mejoramos y aprovechamos para aprender de esta increíble experiencia".