Darren Bazeley, seleccionador de Nueva Zelanda:
“Hoy no nos han salido las cosas como queríamos. Recibimos un gol muy pronto, que nos ha hecho mucho daño y nos ha complicado enormemente el partido. Estamos en el Mundial para ganar partidos y pasar de ronda. Sin embargo, seguimos bien situados: si ganamos el último encuentro, tendremos cuatro puntos y podríamos pasar a la siguiente fase. Estados Unidos tiene jugadores muy, muy buenos. Para nosotros representa un desafío enorme enfrentarnos a una selección como Estados Unidos con esos jugadores, que además hoy han estado soberbios. Para competir a este nivel, no debes cometer ni un solo fallo y además tener el día”.

Tab Ramos, seleccionador de Estados Unidos:
“Estoy muy satisfecho con el equipo y muy contento de que hayamos superado tan bien los dos primeros partidos. Hoy hemos hecho un gran trabajo. Creo que hemos jugado sin nervios y que la mezcla de jugadores que tenemos sobre el terreno de juego es muy buena. El planteamiento consistía en encontrar huecos entre las líneas rivales y crear multitud de opciones. Abrimos muy pronto el partido, y buscamos además ensanchar el campo lo más rápidamente posible. Hemos venido a ganar encuentros. Les he dicho a mis muchachos que este equipo rebosa talento, pero que debemos ir partido a partido. El primer choque fue complicado, y el de hoy no se nos ha puesto nada fácil. Como nación, no solemos avanzar tan rápido, de modo que nos alegramos mucho de estar consiguiéndolo”.