Copa Mundial Sub-20 de la FIFA Canadá 2007

Copa Mundial Sub-20 de la FIFA Canadá 2007

30 junio - 22 julio

Copa Mundial Sub-20 de la FIFA 2007

Los guardianes del templo son argentinos

LA CRÓNICA DE LA JORNADA - Argentina conquistó su sexto título sub-20 -actual récord- con autoridad, merced al juego extraordinario de sus jóvenes estrellas, Sergio Agüero, Maxi Moralez y compañía. Chile se redimió al conquistar el bronce en el duelo por el tercer puesto. Pero el 22 de julio también destacaron en Toronto los arqueros, quienes impidieron que los marcadores fuesen más abultados.

El partido por el tercer puesto era una reedición del encuentro del Grupo A disputado el pasado 8 de julio, aunque su perfil fue muy distinto. Bajo un sol abrasador, los chilenos no tardaron en mostrarse más cómodos sobre el campo. Arturo Vidal y Mathias Vidangossy ofrecieron un buen espectáculo, exhibiendo su habilidad técnica. La llegará el momento en que aprendan a ponerla un poco más al servicio del equipo, lo cual se convertirá en mayor eficacia frente a la puerta contraria. Algo atribuible a su juventud, no cabe duda...

Paul Gludovatz intentó recuperar su táctica del "suplente revulsivo", pero a Erwin "Jimmy" Hoffer se le había agotado la pólvora, y los europeos, pese a intentarlo en numerosas ocasiones, fueron incapaces de replicar al tanto inicial de Hans Martínez. Este domingo 22 de julio bien pudo haber sido declarado "día del guardameta": Cristopher Toselli, el número uno chileno, estuvo sensacional.

Entre una infinidad de paradas de bella factura, nos quedamos con una efectuada con el antebrazo, que recordó a un remate de voleibol, ante un disparo que los casi 20,000 espectadores ya veían en el fondo de las mallas. El portero del Universidad Católica demostró que el récord de imbatibilidad que estableció a lo largo de este torneo (492 minutos) era sobradamente merecido. Y, si continúa así, quizás le aguarde una carrera tan prestigiosa como la de su predecesor, Claudio Taffarel.

La buena noticia de este encuentro es que ambos contendientes entraron en la historia: los austriacos jamás habían obtenido una clasificación tan alta en un torneo de la FIFA, y los chilenos tampoco habían accedido nunca al podio en la categoría sub-20. En contraste con los incidentes de la semifinal, destacó sobre todo el respeto del público predominantemente chileno tanto por la selección austriaca como por "su" Rojita. Los "¡Chi-chi-chi, le-le-le, viva Chile!" resonarán durante largo tiempo en las gradas del Estadio Nacional de Toronto.

Protagonistas bajo los tres palos
En la final "grande", los aficionados checos, más acostumbrados a las actuaciones de sus jugadores de hockey, vestían camisetas de Jaromir Jagr, Dominik Hasek y compañía. Y los primeros compases se parecieron demasiado al deporte nacional canadiense, con entradas ardorosas en exceso, y que tuvieron como resultado un aluvión de faltas y de tarjetas amarillas... Por fortuna, los arqueros querían que la jornada fuese suya. Consecutivamente, Radek Petr y Sergio Romero hicieron gala del repertorio de recursos que caracteriza al meta perfecto: reflejos asombrosos, salidas autoritarias, estiradas impresionantes.

Los dos primeros goles fueron consecuencia de grandes jugadas personales: el checho, tras un imparable tiro a la media vuelta de Martin Fenin; el argentino, por obra y gracia de Sergio Agüero, que capitalizó un error error defensivo y definió a lo grande. El tanto de la victoria de Mauro Zárate, en cambio, fue en parte culpa de... Radek, que descuidó su primer palo. No obstante, es imposible reprocharle nada al checo, digno sucesor de Petr Cech. Junto con Romero y Toselli, puede decirse que forma un trío de cancerberos de gran futuro.

Gracias a este triunfo, los argentinos acumulan récords: primer equipo que conquista seis títulos mundiales en la categoría sub-20; 17 finales de competiciones de la FIFA, 10ª victoria; Sergio Agüero, segundo jugador (después de João Pinto, en 1989 y 1991) que gana dos finales sub-20 consecutivas, recibiendo de paso los premios de Balón de Oro y Bota de Oro del certamen (6 dianas); en ambos galardones le sigue su compatriota Maximiliano Moralez. Los albicelestes son egoístas, tan sólo dejaron las migajas para sus adversarios...