Copa Mundial Sub-20 de la FIFA Canadá 2007

Copa Mundial Sub-20 de la FIFA Canadá 2007

30 junio - 22 julio

Copa Mundial Sub-20 de la FIFA 2007

Martin Fenin, el bromista del reino checo

A juzgar por la sesión de entrenamiento celebrada dos días antes de su primera final mundialista de la historia, la selección sub-20 de la República Checa es la viva imagen de la calma y la alegría. Los checos derrochan entusiasmo, energía y optimismo, a pesar de que tienen en contra todos los pronósticos para la final del domingo contra la pentacampeona Argentina y sus relumbrantes figuras.

"Nos gastamos bromas sin parar y contamos muchos chistes. Es lo normal en el equipo", explicó Martin Fenin a FIFA.com tras el entrenamiento en el que aprovechó para gastar otra de sus bromas pesadas a sus compañeros y al cuerpo técnico. Durante el partidillo de aquella sesión, el ariete checo fingió un choque con un compañero y se tiró al suelo sangrando profusamente por la cabeza. Cuando los preparadores físicos, que también estaban en el ajo, lo "trataron", Fenin se levantó envuelto en carcajadas. No hace falta aclarar que la sangre era falsa...

"En los entrenamientos nos metemos continuamente unos con otros y todos nos reímos a costa de los demás", reveló Fenin, el autoproclamado rey de las bromas. "Es muy importante. En especial antes de un gran partido, hay que conservar el buen humor a toda costa, y ésta es una forma de conseguirlo".

"Me di cuenta de que no se había producido contacto en el choque, así que me imaginé que era otra de sus gracias", nos comentó el seleccionador Miroslav Soukup. "Siempre está igual... tienes que vigilarlo con vista de halcón".

Su compañero Tomas Pekhart, del Tottenham, el único jugador afincado en el extranjero que tiene el equipo, conoce al dedillo las bufonadas de Fenin. "Antes del torneo, decidimos que nos afeitaríamos la cabeza si llegábamos a octavos de final", declaró. "La idea fue de Fenin; es el guasón del equipo. Siempre anda haciendo payasadas así, como lo de la sangre falsa en el entrenamiento de hoy. Lo ha hecho para darle un buen susto al entrenador. Sabe que es un jugador importante y que una lesión suya sacaría de quicio a Soukup".

Los checos están contagiándose de la alegría de vivir de Fenin. En aquella sesión de entrenamiento que duró sólo 45 minutos, en plena preparación del que será el partido más importante de sus vidas (reedición de su primer encuentro en Canadá 2007, en el que empataron 0-0 con Argentina), no hubo gritos, ni órdenes ni caras largas. Los guardametas jugaron al tenis con el marco de una portería a modo de red, los demás jugadores hicieron un concurso de malabares y todo el mundo se lo pasó en grande.

El secreto de la calma que se respira en la concentración es, según Fenin, muy simple: unidad.

"Todo el mundo sabe que nuestro equipo no tiene demasiadas figuras, pero sacamos fuerzas del trabajo y la unidad del equipo", añadió."Eso nos he hecho más potentes que muchas de las demás selecciones. No hay quien nos gane en cohesión. Individualmente, nuestra técnica no es tan buena como la de los argentinos, pero somos más fuertes como grupo, nuestro temple es mayor".

Sin embargo, no todo son chistes y bromas para Fenin y sus colegas. Cuando le comentamos que no tienen "nada que perder" en la final contra la favorita Argentina de Sergio Agüero, se pone serio e interrumpe con buenos modos: "Si quiere que le diga la verdad, tenemos muchísimo que perder. No hemos llegado a esta final para hacer bulto. El domingo podríamos perder una Copa Mundial. Está más claro que el agua que vamos a hacer lo que sea para que eso no pase. Argentina no nos ha derrotado todavía".

¿A quién llamará primero el líder de la delantera checa y bromista mayor del reino si su equipo conquista la victoria el domingo? "Ah, pues está claro que a mi madre, por supuesto", aseguró Fenin. "No he hablado con ella desde hace tiempo y quiero oír el orgullo en su voz".

Explora este tema

Notas recomendadas

Copa Mundial Sub-20 de la FIFA 2007

Los checos confían en la puntería de Fenin

10 jul. 2007